jueves 21 de octubre de 2021

LOCALES | 21 ago 2021

COVID 19 – SEGUNDA OLA

Para la Provincia, los mayores de 60 ya no son un “grupo de riesgo”

Eso se desprende de las nuevas (y burocráticas) normativas para la vuelta a las clases presenciales que hicieron llegar a las escuelas primarias y secundarias, donde entre otras cosas ya no se contempla como riesgosa la convivencia del estudiante (no vacunado) con adultos mayores.


TAGS: VACUNAS

Por: Redacción Semanario

El gobierno provincial, presionado por la oposición para la vuelta a clases presenciales en momentos en que la variante Delta es una amenaza concreta y los únicos no vacunados son la niñez y adolescencia, implementó nuevas normas de actualización para lo que denomina “Plan Jurisdiccional de la Provincia De Buenos Aires Para Un Regreso Seguro a las Clases Presenciales”.

Y si bien en ese contexto eliminó las dispensas de asistencia a los docentes y auxiliares docentes -con o sin vacunación- teniendo en cuenta que por la velocidad de inmunización ya debieran haber recibido las dos dosis, lo mismo hicieron con los estudiantes –la mayoría sin vacunación- ampliando el horario y los días de asistencia, pero además eliminando el factor de convivencia con un adulto mayor.

Para eso implementaron, además, un engorroso sistema llamado “Nuestra Escuela” que, a pesar de venderlo como “una plataforma web para agilizar y simplificar la comunicación entre las familias bonaerenses y las escuelas”, promoverá todo lo contrario.

ZONA PANTANOSA

Según la cartera educativa provincial, “desde este sitio, las personas adultas que tengan estudiantes a cargo en el sistema educativo bonaerense deberán crear un perfil y luego realizar la Declaración Jurada de Salud ante COVID-19 de cada estudiante”.

También tendrán que actualizar en la plataforma la situación de salud informada, cada vez que se produzca algún cambio, para que la escuela pueda llevar adelante las medidas de prevención que correspondan de acuerdo a lo establecido en el Plan Jurisdiccional para el regreso seguro a las clases presenciales.

Estas actualizaciones se deberán realizar, por ejemplo, si la o el estudiante llegara a presentar síntomas o es contacto estrecho de un caso sospechoso o confirmado de COVID-19.

Si bien se indica que quien no posea conectividad a internet podrá hacer la carga en la escuela (que tendrá que tener una oficina para ello), no se permitiría -salvo rigurosas excepciones- la presentación en papel de estos datos.

Por lo que, nuevamente, algún funcionario sentado cómodamente en su oficina pública ha podido determinar un mecanismo que sólo funciona en su zona de confort que, por supuesto, no se asemeja en nada a la realidad de las mayorías de padres, que apenas tienen tiempo de preguntarle a sus hijos cómo les fue en la escuela.

Pero en este rompecabezas que promueve la burocracia educativa hacia las familias, se puede observar que la gobernación provincial ha dejado de lado el riesgo que suponía el Covid 19 para los mayores de 60 años y su convivencia con no vacunados.

A la hora de determinar si el estudiante pertenece a un grupo de riesgo en el casillero para poner Si o No, se lee “Convive con una persona que pertenece a un grupo de riesgo por razones de salud (no edad)”.

Dando cuenta que quienes van desde los 60 a más de 100 dejaron de ser personas de riesgo ante el contagio por Covid, algo que en verdad no ha sido difundido en forma masiva.

Resultaría menester esconder que la gobernación provincial no sólo le ha soltado la mano a los estudiantes que todavía no fueron vacunados, sino además a sus convivientes adultos mayores que aun siendo vacunados con las dos dosis logran una  inmunidad de entre el 65 al 80% según la vacuna que recibieran, más aún cuando los que fueron vacunados con la Sputnik V, todavía esperan que llegue la segunda dosis o se resuelva en forma eficaz la combinación con otra marca.

Lo llamativo es que ni la comunidad docente, ni los “batalladores” gremios que los nuclean, ni la dirigencia política ha llamado la atención respecto a este virtual abandono de las franjas etarias  de las dos puntas de la comunidad. Justo cuando la variante Delta es anunciada en nuestro país, como la futura responsable de una presunta tercera ola y que ha demostrado en otros países afectar principalmente a niños, niñas y adolescentes.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias