viernes 22 de octubre de 2021

LOCALES | 9 oct 2021

TURISMO CERO

Junín no arranca

En el lanzamiento de los distintos centros turísticos pensando en la “nueva normalidad sanitaria” que acompaña la primavera, muchos fueron los distritos que mostraron su potencial a través de distintas presentaciones provinciales y nacionales, mientras que por estos lares todo siguió con discursos almibarados y vacíos de ideas.


TAGS: TURISMO

Por: Redacción Semanario

En el marco del Día Mundial del Turismo, cuyo lema 2021 es “Turismo para el crecimiento inclusivo”, Mar del Plata, Miramar, Villa Gesell y otros municipios –más chicos y más grandes- de la provincia de Buenos Aires llevaron adelante charlas, concursos, visitas guiadas, muestras y capacitaciones. También hubo actividades en Ayacucho, Laprida, Lobos, Necochea, Patagones, Pilar, Tornquist y, San Pedro.

Cada distrito se sumó con distintas propuestas, tentando la próxima llegada de visitantes. Extrañamente, o no tanto, casi como un calco con lo que sucedió con la “Semana de la Movilidad” donde la ciudad ni se dio por enterada, ahora, tampoco se sumó a esta movida. Junín no figuró.

Por otro lado, y para promocionarse en esta fecha, ocho municipios del interior bonaerense publicitaron su turismo de escapadas, cerca de Buenos Aires y más cerca de la naturaleza, en sintonía con los viajes post pandemia.

Entre los destinos, aparecieron Las Flores, el Parque Costero Sur en Punta Indio, el Saladero en Magdalena, San Miguel del Monte y otras ciudades, a pocos cientos de kilómetros de la Capital. Cada lugar mostró sus bondades y alentó a los posibles visitantes.  En ese grupo de localidades, Junín tampoco apareció.

Como contrapartida, y para que algún malintencionado no lo acuse de inacción, ante el olvido de la fecha, el intendente Pablo Petrecca organizó una reunión con el sector local y dijo que la ciudad ‘tiene potencial’. “Junín está muy bien posicionado en la provincia de Buenos Aires como un lugar muy importante y con ordenanzas que regulan la actividad. Hoy hay muchas cosas para poder disfrutar en la ciudad y eso nos tiene que servir para seguir potenciando al turismo”, indicó.

Es bueno recordarle al Lord Mayor que la ciudad del potencial cambió: la pandemia dejó no sólo muertos a quien llorar, sino también espacios por recuperar. El Junín actual está lejos del que fue en pre pandemia. Alcanza con dar una vuelta por el centro, y ver una calma distinta y la malaria en los bolsillos. Junín está más quieto, más triste, más apagado. Tiene un nuevo paisaje urbano y pese al bullicio sin control en la fiesta de la primavera en el Borchex y el entusiasmo en anunciar la ‘Pizarra de las Aves’ en el Balcón del Sol, vía código QR, hay mucho por hacer.

La verdad, aunque duela, hay que decirla: Junín no es una ciudad turística. Fue una de paso, y dejó de serlo. No tiene aeropuerto, que sigue con su pista clausurada; sigue sin terminar su terminal de ómnibus, se quedó con unos pocos hoteles luego del cierre de varios; no tiene un circuito turístico, no hay eventos deportivos, comerciales, convenciones ni encuentros empresariales, ni tampoco teatro terminado. Más que potencial, a la ciudad hay que potenciarla.

Para las próximas vacaciones, pese a los anuncios y los sueños, no hay que imaginar que algo vaya a cambiar. Y es una pena, ya que en tiempos de PreViaje, se anticipa que el próximo boom viajero tendrá una impronta federal. Ya no seducen sólo los destinos tradicionales como antes. Por la pandemia, varias cosas han cambiado, una de ellas es que el próximo turista será el nacional. Y de ahí se explica el éxito del programa que lanzó el Gobierno, que movilizó en muy poco tiempo, 10 mil millones de pesos, marcando el camino de la inminente movida vacacional.

El programa delineó las provincias y ciudades más elegidas. En primer lugar, la más buscada fue Río Negro, seguida por Buenos Aires, Santa Cruz, Mendoza, Salta, Misiones, Neuquén, Tierra del Fuego, Córdoba y Chubut; San Carlos de Bariloche, Mar del Plata y El Calafate. En todos los destinos se priorizó el aire libre y la naturaleza, las visitas a centros tradicionales y la gastronomía al aire libre, señaladas en el sector como costumbres que llegaron para quedarse.

CAMBIO DE HÁBITOS

Para el verano que se avecina, los especialistas en turismo se ilusionan sin perder de vista la cautela. No imaginan ese boom que entusiasma a algunos funcionarios porque, aunque las medidas sanitarias lo permitan, el bolsillo manda. La brutal caída en el poder adquisitivo, con el aumento de los costos hoteleros, la nafta y todo lo demás, conspiran contra los sueños de los bolsillos de una familia tipo. No obstante, el sector turístico imagina estadías más largas y durante todo el año. Aumentó la consulta por los autos de alquiler, una demanda que subió muchísimo y un nuevo hábito, asociado con “una forma de recorrer más independiente, porque permite un paseo más personal” y husmear en todo tipo de rincones.

En este regreso, gana lo agreste, el aire libre. Como tendencias del nuevo tipo de turismo, aparecen el contacto con la naturaleza y el turismo de cercanía. De todos modos, las opciones tradicionales –las grandes playas marplatenses y las zonas clásicas de Córdoba, por ejemplo– también tienen buenas perspectivas.

Sobre las transformaciones en los consumos turísticos a partir de la pandemia, hay distintos productos, como hoteles de muy alta gama en destinos como el Sur, Iberá, y el Norte argentino. Hoteles que eran impensables para el mercado interno, pero luego de un año y medio cerrados al turismo internacional, han puesto su oferta al servicio de los turistas locales. Hay una oferta más interesante que hace unos años para los viajeros argentinos dentro del país y hay una nueva competencia, con costos por noche de 40 mil pesos y también gente que lo está pagando.

La demanda de destinos locales ahora es la misma que en los niveles prepandémicos: hay gente que antes viajaba por la Argentina y aún no lo hace, pero eso se compensa con los que antes viajaban afuera y hoy lo hará adentro.

LO QUE VIENE

El reciente anuncio de una ampliación del beneficio de Previaje a jubilados y pensionados de Pami, con devoluciones a crédito de un 70%, apunta entre otras cosas a fortalecer un tipo de viaje aun postergado, como los tours en micro, el turismo receptivo, y por qué no, el rural. Antes de la pandemia el 85% de ventas tenían como destino el exterior: Caribe, Europa, Brasil, Estados Unidos, y solo un 15% en Argentina. De ese porcentaje, el 1% lo hacía en bus. Hoy esa consulta desapareció.

Las grandes ciudades capitales están sufriendo la ausencia de turismo, y eso agravado por el hecho de que en el último año y medio estuvieron prohibidos los congresos y exposiciones. Ese sector tuvo uno de los primeros acercamientos a la “nueva normalidad” con el Congreso de Agentes de Viajes, el jueves y viernes últimos, en el Hotel Sheraton de San Miguel de Tucumán. Fue el primer encuentro presencial del sector y, entre anuncios y números alentadores, se dio en un clima de fuerte optimismo.

Está claro que la pandemia no terminó y viajar implica cerciorarse de las normativas sanitarias en el destino elegido. Por caso, hay provincias que ya dejaron de exigir el certificado Turismo de Circulación para ingresar a sus territorios, aunque varias mantienen el pedido de PCR negativo a los visitantes y no obligan a realizar cuarentena a los turistas locales. Como ocurre desde marzo de 2020, las reglas del juego pueden cambiar sobre la marcha.

La Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de Mar del Plata pronosticó un crecimiento de lugares como Chapadmalal, que ya se venía viendo en los últimos años, pero se potenció. La pandemia forzó la idea de una separación de lo urbano y en los últimos fines de semana, el nivel de ocupación creció muchísimo en el centro de Mar del Plata, lo que preanuncia una distribución superequitativa. El turista no decidirá su hospedaje tanto por cercanía de centros de salud, como el año pasado, sino por preferencias de consumo, como antes de la pandemia.

Mientras el sector turístico nacional y provincial se puso en campaña para captar el nuevo turismo que vendrá, al igual que varios municipios, en Junín el Ejecutivo anunció que “en los próximos días se va a subir al Concejo Deliberante una ordenanza de turismo activo, para que los turistas tengan diferentes cosas para hacer cuando lleguen a la ciudad”. No estaría mal mirar alrededor antes de hablar, para después sí, invitar a soñar. ¿O será que hay tanto por hacer, que nunca se termina de arrancar?

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias