lunes 29 de noviembre de 2021

HUMOR POLÍTICO | 16 oct 2021

La Página Amarilla

El Reino de Alexia

El monarca más divertido de la región ahora también es el más modernizado... lee y enterate. Pasá y no te pierdas sus aventuras...


TAGS: ALEXIA

Alexia se modernizó. Después de su victoria, un poco más relajado, decidió tomar el toro por las astas, dejar el Rocinante blanco y poner el Reino a la avanzada tecnológica de este tiempo.

Luego de varios años de trabajo por parte de su personal de la Secretaría de Modernización del Reino, dejó las postas sanitarias, los acolchados y las fondas, y la emprendió con una novedosa tecnología, que aseguró servirá para… bueno para modernizar el sistema de atención a los de las afueras, agilizar los trámites y espiarlos de cerca, para sacudirles los piojos ante cualquier demora que tengan en garparle. En el nuevo archivo papelero, Alexia tiene almacenado  todos los datos de los que venden aguardiente y los que le compran las posadas.

Exultante, Alexia dijo sentirse “realmente afortunado” por el equipo con el que cuenta, que ha puesto a su reino a la vanguardia de todos los reinos. El Monarca narigón se mostró muy agradecido “con el equipo de trabajo porque está constituido por un conjunto de profesionales que van siempre para adelante, que no se detienen ante los obstáculos y saben gestionar en las distintas etapas que hay que ir salteando en este reino”.

Mientras él salta de alegría por cosas como ésas, los de las afueras saltan por otras, mucho más terrenales. Y hace añares saltan de lo lindo. Saltan porque esperan que les tiendan una mano, ya sea para acceder a un lote en condiciones, con algunos tributos más baratos o con algunos servicios más abundantes y de mejor calidad. Saltan por comida, por trabajo, por seguridad, por un mejor vivir.

Pero saltan medio al pedo, porque Alexia ni se entera de sus pesares. El rey, post voto anda ahora desandando su camino, ‘acompañando’. Bueno eso dijo. Acompaña a su gente, poniendo arriba ‘el valor de la palabra’.

No se entiende muy bien a qué palabras se refiere ni de qué valores habla. Si de promesas va la cosa, debería hacer mutis por el foro, porque si hay algo que abunda en el Reino de Alexia es, justamente la escasez. Y a la flacura que entrega la realidad, la supera la escasez de sus ideas. Que es peor, porque augura el peor futuro. Como dijo uno de las afueras. “Si hubiera que aguantar sabiendo que hay un Norte, bienvenido sea, pero no hay peor cosa que saber que con este rey, el futuro está en un pozo”.

En el reino abundan los ciegos que no quieren ver, sobran los desamparados y hay  unos pocos que encontraron su futuro. Son poquitos, por ahora. Y son cada vez menos, pero ahí andan. Uno es Alexia, que ya acomodó su montura, mirando arriba, y palmeando al costado, abriéndole la puerta a su cuñado, para que empiece a degustar las mieles del poder.

No importan las miserias, ni las obras que no están. Sirve que se sigan discutiendo nimiedades, y que se embanderen por unos y otros, mientras la nave va. No hay mejor manera de llegar a la orilla, que en medio del mar embravecido. Sirvió la tormenta, que hayan pasado cosas, y todo lo demás. Porque a río revuelto, ganancia de pescadores.

Y para uno como Alexia, que llegó con la caña el primer día, no hay mejor escenario que este. Es fácil echar culpa a los demás, poner cara de víctima, y acompañar por lo que sea. ¿Gobernar? No, que es eso, lo que importa es perdurar.

Y vaya si lo está logrando. Porque esa es la cuestión. Hacer el bien, pero mirando a quién. Y para eso, este rey es un campeón.


PetrEgo

Hace un par de semanas que PetrEgo decidió ‘acompañar’ a su gente. El líder de Ciudad Fría juega las cartas que mejor conoce: posar para sus fotógrafos y aparecer en las páginas de su prensa amiga. Con esa idea, impuso sus propias reglas de juego y se abrazó a su mezquino y divino poder, sin importar que nuestra ciudad pierda tiempo valioso para capitalizar el potencial, organizar sus fortalezas y aprovechar sus oportunidades.

Porque en el acompañamiento, no hay acciones, no hay propuestas, no hay estrategias ni hay desarrollo. Es una puesta en escena que alimenta su historia, y no sirve para nada más. Acompañar no es gestionar, no es solucionar, no es proyectar. Nada.

La política de cercanía, es la nueva estrategia post paso y pre-electoral. Saber que dio resultado, lo alentó a ir por más. No importan las obras que no están, ni siquiera los proyectos por hacer. Importa acompañar.

Mientras tanto, cada día cuesta más comprar un kilo de carne, pagar una tasa, encontrar un trabajo y acceder a un lote para proyectar los sueños en casa propia. No importa. Bueno, a PetrEgo no le importa. ‘Acompaña’ a su gente, para que ‘no olviden acompañarlo’, no sea cosa que se termine la buena vida. Justo ahora que falta tan poco para lo que viene con lo hecho que, para que cambiar, si ‘acompañando’ el  ninguneo, le sirvió para capear el temporal. Nada mejor que acompañar, incluso para pensar en lo que viene, que pinta de lo lindo.

De todo lo demás, alguno habrá de ocuparse, cuando alguien se decida a gobernar.


Te contamos todo lo QUE NO HICIMOS esta semana

*) Terminar de colocar el semáforo en el Padre Respuela. Ya van quince, veinte días y todavía nos faltan un par de caños.

*) Mandar el regador más seguido a Capilla de Loreto. No encontramos el barrio, de la tierra que vuela.

*) Pintar una senda peatonal, colocar un cartel señalador de calles.

*) Contar cuántos cafés nos tomamos por día, pensando qué vamos a hacer hasta que nos vayamos.

*) Explicar para qué fue que asumimos.

*) Imaginar el futuro. ¿Gobernar? Na, faltan dos años para irnos. ¿Justo ahora?

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias