lunes 29 de noviembre de 2021

HUMOR POLÍTICO | 30 oct 2021

La Página Amarilla

El Reino de Alexia

Rodeado por los 'sialexistas' de siempre, el monarca salió asomar la nariz en su reino. ¿Alguien le entiende lo que dice? Pasá y enterate de sus aventuras más divertidas.


TAGS: ALEXIA

Alexia dejó la comodidad del Palacio y decidió asomar la nariz y revolear la capa. Rodeado por su habitual grupo de sialexistas, dio un par de vueltas por algunos rincones del Reino, para cortar algunas cintas y embelesar a los presentes con sus discursos de pretendido estadista. Sólo de pretendido, porque cuando habla, mucho no se le entiende, pero esa es otra cuestión.

Lo cierto es que se mostró en algunos lares, con su habitual aire de suficiencia nasal e insuficiencia de humildad, para contarles a los de las afueras que es un capo y que gracias a él, todas las mejoras son una realidad. Bueno, las mejoras son un par de candiles nuevos y unos adoquines tirados por ahí, como para que no se entierren unos pocos en el barro. Pero eso para él es una enormidad y por ello, todos deberían estarle más que agradecidos.

En medio de la escasez de ideas y de obras en el reino, Alexia se las ingenia para dar vueltas como si lo suyo fuera una maravilla. Para que ninguno piense que es la misma cosa que Amarillo I, o que Mariú que cambió de pagos, para seguir con buena vida, pese a que dijo que nunca viviría de los acres de los otros. Y Alexia gira y gira porque trabaja por lo demás, según dijo y no para que algún malpensado crea que salió de su comodidad a mostrarse, porque pronto habrá elecciones. No vaya a ser que uno piense que esta película ya la vio y el rey quiere repetirla.

Alexia hace un par de meses decidió ‘acompañar’ a sus vecinos, sufridos posadeños, abandonados comerciantes, desahuciados desocupados y soñadores de una vida mejor, para mostrarse solidario como un logro de gestión. El resto, se verá. Que venga alguno al reino a hacerse cargo, porque él está para otra cosa, según dijo.

Alexia no reina solo, bueno, no reina ni gobierna. Pero por las dudas, lleva a Gran Cuñado, el que anda sin capa propia todavía, y por eso lo apuntala. Como un Quijote de este tiempo el flaco es su Sancho Panza. Algo le susurra, y sonríe para los retratos. Para eso está. Viene de  otro lado, y no se sabe bien qué hizo ni que legado dejó a quienes dice también acompañar.

Alexia se pavonea con su nueva vida, o la de siempre, pero con disfraz nuevo. Ahora ‘acompaña’, con su equipo, el mismo que arruinó a millones, casi de por vida. Y como si nunca hubiera sido parte del Mejor equipo de los últimos 50 años, el que integró con Amarillo I, el Capitán Reposera, ahora se muestra como el Rey que aporta soluciones.

No tiene cara, no tiene vergüenza, no tiene empatía. Pero como los gatos, tiene 7 vidas y la suerte le sonríe, porque sigue dando vueltas, jugando a que es Rey, aunque ni llegue a Vizconde o Paje.

Envalentonado por su último triunfo, va por más. Sigue con su letanía, mostrando los espejitos de colores, sonriendo y prometiendo que el día que escale un poco más, la vida será mejor. Es increíble pero quedó visto que a las siete plagas, le faltaba una, llamada Alexia.


PetrEgo

Esta semana, PetrEgo se puso en modo campaña. Empezó a repetir su habitual hiperactividad previa a cada acto eleccionario. Acompañado de su cuñado candidato estuvo en la finalización del playón deportivo del cuadrante Noroeste, una canchita de básquet 3x3 en el Parque Borchex y la reinauguración del Teatro La Ranchería.

Ambos estuvieron antes y siguieron esta semana, pese a la prohibición que estableció la Justicia Electoral para promocionar obras de gestión en cercanías de una elección. Les chupó uno y el otro y le sacudieron sin asco a la campaña

PetrEgo hace lo que quiere y no reconoce que la ley tenga alcances sobre su municipio y sus actividades. Él, confeso ojota declarado, estuvo en todos los deportes, hasta las bochas, le interesaron en campaña. Desafiando lo impuesto por normativas nacionales, encabezó tres actos diferentes. Estuvo en el sorteo de los 41 polémicos lotes del Proyectar I, puso en funcionamiento de la planta de reciclaje en el relleno sanitario y cortó las cintas del Centro de Bienestar Animal. Todo pese a que el Concejo Deliberante le recordó que las inauguraciones y los actos públicos estaban prohibidos, según establece la Ley Electoral.

En las PASO PetrEgo  violentó la ley, y ahora volvió a hacerlo. Hizo y hace lo que quiere. La ley es para los demás, pero no para él, que es el capanga de Ciudad Fría. Para qué cambiar, si así la vida le sonríe. Vermouth con papas fritas, y good Show, diría Tato, que si lo viera, seguro tiraría su peluquín contra el decorado.


Te contamos todo lo que NO HICIMOS esta semana

*) Cumplir la ley. Eso no es para mí.

*) Organizar algún otro sorteo como el Proyectar I. Todo para gente como uno. Jijiji.

*) Hacer una obra en serio, o alguna en joda. Na. Ni en pedo.

*) Colocar carteles señaladores en las calles de los barrios. O al menos repintarlos. Para qué.

*) Empezar a mostrar a hermano Walter. Se me va a poner celoso de Gran Cuñado.

*) Rezar. O poner otra Iglesia, que mal no nos fue.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias