viernes 28 de enero de 2022

LOCALES | 7 dic 2021

EDITORIAL

Prioridades municipales

El intendente Pablo Petrecca ha demostrado a lo largo de su gestión una pereza desmedida a la hora de gestionar.


TAGS: EDITORIAL

El intendente Pablo Petrecca ha demostrado a lo largo de su gestión una pereza desmedida a la hora de gestionar. Vislumbrar hoy día que están llegando las maquinarias para dar un final a la obra de la terminal de ómnibus de la Circunvalación y Ruta Nacional 7, después de seis años de haberle quedado “servida en bandeja”, es sólo una muestra de su ineficacia.

De igual manera, la falta de las soluciones de vivienda a través de los bancos de tierras, lotes urbanizados, vivienda por autoconstrucción, bancas de materiales básicos, legalización de títulos de propiedad y fortalecimiento de un fondo de vivienda municipal, es otro de los ítems en los que se ha perdido más de un lustro, mientras el pasivo habitacional se sigue acrecentando.

Con respecto a la salud, y después de una puesta en escena del proyecto de clúster privado y la venta de humo en torno a un hospital municipal, no hubo otras ideas. Peor aún, en lugar de mejorar los CAPS, dotándolos de mejoras para la atención, terminó maltratando laboralmente al personal que se puso la pandemia al hombro, cuando el hospital y demás centros asistenciales de Junín estaban abarrotados de contagiados de Covid.

No hubo mejoras ni tampoco ideas que permitieran una mejor atención a partir de la aplicación de nuevas tecnologías. Las salas parecen propias de los años ’90.

Tampoco en esta materia hubo preocupación por lograr aparatología de buen nivel que sirva para detección de patologías importantes, lo cual permitiría dar respuestas rápidas para tratamientos preventivos.

En materia educativa quedan todavía escuelas en deuda respecto a la infraestructura y la municipalidad adeuda además respuestas respecto al manejo discrecional que ha hecho de los fondos para proveer de alimentos a la familia de los escolares, luego de aquella partida de comida que terminara en la basura inexplicablemente, a pesar de los reclamos del Concejo Deliberante.

Tampoco se avanzó en un plan de desarrollo local, merced a la mezquindad política del alcalde que ha demostrado ser admirador de lo foráneo antes que de lo local.

Ni hablar de acciones relacionadas con el apoyo a recicladores y otros trabajadores excluidos, que padecieron en grado sumo las restricciones económicas y comerciales de estos casi dos años de convivencia con el virus.

Nada de revisar tasas y su respectiva mora, para tender hacia una imposición más equitativa. Nada de mirar hacia el éxodo rural ni a las fumigaciones tóxicas, además de implantar políticas educativas para conservar el medio ambiente o incluso incrementar la producción agrícola en la zona rural.

Cero posibilidades para brindar atención y asesoría a las madres solteras a través de un área municipal interesada en ellas y no en veleidades.

Como se denota, hay deudas de gestión en cada área, aunque sin embargo Petrecca no puede dejar de manejar a un grupo de instituciones que participan de cada convocatoria, como la más reciente en la que los llamó para sumarlos en contra de las medidas que pusieron límites a la compra de pasajes al exterior con subsidio del Estado nacional. Una ridiculez mayúscula que pone en tela de juicio a buena parte de la dirigencia local.

De vivir Arturo Jauretche, seguramente hubiera agregado a su “Manual de Zonceras Argentinas” a los dirigentes del turismo local, que critican las trabas impuestas a las compras de pasajes al exterior, salvo que se crean de otro planeta.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias