viernes 28 de enero de 2022

4° SECCIÓN | 22 dic 2021

Interna Juntos

El jorgemacrismo siembra en la Cuarta sección para frenar la expansión radical

Los intendentes Petrecca y Barroso juntaron a la tropa del noroeste bonaerense. Buscan armarse para la interna de 2023. Combate a la UCR anabolizada por Manes.


TAGS: JUNTOS

La pulseada electoral favoreció a Juntos en la Cuarta, pero el PRO sólo se quedó con una representante de los siete que juraron por aquella sección en la Cámara de Senadores bonaerense. El jorgemacrismo, que gobierna dos distritos clave de la región, tomó nota y ya trabaja en el fortalecimiento del partido amarillo para hacerle frente al poderío radical, robustecido por la manesmanía.

El sábado al mediodía, la pata del PRO alineada a nivel provincial con el intendente de Vicente López en uso de licencia y mudado al gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Jorge Macri, se reunió en Junín, a la vera de la Laguna de Gómez. La convocatoria fue liderada por el intendente local, Pablo Petrecca, quien invitó a su par de 9 de Julio, Mariano Barroso, concejales y referentes distritales del espacio. Allí hicieron un balance del año y comenzar a diagramar las proyecciones seccionales del partido para 2023.

Petrecca y Barroso son los únicos jefes comunales amarillos en una sección donde la mayoría cambiamista es radical. Ambos responden al presidente del PRO bonaerense y el flamante ministro del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta. Junto a la diputada provincial Laura Ricchini y el ahora exsenador y actual concejal de Junín Juan Fiorini, impulsaron el semillero dirigencial amarillo en la región y respaldaron la resistencia de Macri al desembarco porteñista en la provincia de Buenos Aires.

El pedido de internas por parte del radicalismo incomodó al PRO que, antes de los resultados de las PASO, le había transmitido a Rodríguez Larreta que caerían ante la propuesta de la UCR. Sin embargo, el balance electoral hecho el fin de semana en Junín fue positivo. Dirigentes indicaron a Letra P que con las elecciones tuvieron una dimensión real de su poder territorial y el compromiso de la dirigencia.

Allí sellaron el compromiso de trabajar para fortalecer la estructura. Buscan multiplicar la presencia amarilla en la región. Para eso, el paso siguiente es ampliar la mesa de referentes distritales, dado que en muchos municipios aún no pudieron desembarcar. Se proponen sembrar dirigentes, crear candidatos candidaturas propias.

No fue un buen año para el PRO en el noroeste bonaerense. Si bien domina uno de los distritos más importantes en términos de peso electoral, Junín, la UCR aplastó las aspiraciones amarillas en la interna de Juntos. Los boinablanca conducen nueve de los 19 distritos de esta región agroganadera y la candidatura de Facundo Manes neutralizó la escasa presencia amarilla.

En la interna, la boleta seccional de Dar el Paso comandada por -en aquel momento- intendenta de General Arenales y vicepresidenta del Comité bonaerense, Érica Revilla se impuso 60 a 40% a la nómina amarilla liderada por Yamila Alonso, funcionaria municipal de Junín. Aunque en este distrito la lista de Alonso ganó con holgura -lo mismo que la boleta PRO al Concejo-, el armado jorgemacrista no logró irradiar al resto de la región y perdió terreno ante sus socios.

Tras los resultados de las Paso, para el PRO quedaron el tercero y el sexto casilleros, pero en las generales solo hubo lugar para una representante. En noviembre, si bien la alianza opositora ganó, sólo logró el ingreso de cuatro de las siete bancas en juego, una menos que la obtenida en 2017. Además de Revilla, la semana pasada juró el monzoísta Marcelo Daletto, Alonso y el radical Agustín Máspoli en la Legislatura.

Además, el PRO recibió un duro revés en el distrito comandado por Barroso, que no sólo debió guardar sus aspiraciones de colocar un alfil en la Legislatura (Paolo Barbieri, que secundaba a Alonso en la lista PRO, pero quedó sexto en la lista que compitió en noviembre), sino que también su nómina al Concejo Deliberante fue derrotada por más de 13 puntos por la propuesta encabezada por el radical Ignacio Palacios, dirigente de Evolución, quien, si bien en 2019 pretendió sin éxito plantar una interna a Barroso, ya anticipó que competirá por el Ejecutivo municipal en 2023.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias