lunes 27 de junio de 2022

LOCALES | 15 may 2022

Economía local

Minoristas, lejos de la recesión

Tal como lo había adelantado SEMANARIO en la tapa de su edición gráfica y digital del 7 de mayo, la situación económica es crítica, pero aun así no muestra el deterioro de los últimos años del macrismo. El consumo local está afianzado y los números indican un aumento del 6% en las ventas, según CAME


Por: Redacción

¿La economía se va a la banquina? Es la pregunta que se hacen los juninenses y los argentinos en general ante el panorama económico, pero también político partidario plagado de profundas mezquindades.

Tal como adelantaba SEMANARIO en su anterior edición revista, bajo el título de tapa: “¿Era la economía, Estúpido?, un desmenuzado análisis de la situación del comercio en nuestra ciudad, marca diferencias respecto a lo que ocurría a principios de 2019 bajo el gobierno de Mauricio Macri y la gobernación bonaerense de María Eugenia Vidal.

Mientras en aquel entonces se cerraban los comercios en los primeros meses de 2022 casi u centenar se abrieron en Junín y otros tantos se reabrieron, como los casos de la hotelería y gastronomía castigados por las obligadas restricciones pandémicas.

Las estadísticas refrendaron la observación del artículo de este medio, ya que según el Índice de Ventas Minoristas Pymes de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) -elaborado en base a su relevamiento mensual entre 980 comercios del país, realizado entre el 2 y 6 de mayo-, las ventas minoristas pymes aumentaron 6% anual en abril, medidas a precios constantes, y acumulan un alza de 7,6% en el primer cuatrimestre del año.

¿Cuál es entonces la relación entre los que vaticinan un 2001 y los datos de la economía doméstica?

“Fue un mes tranquilo en ventas, pero con sobresaltos para el empresario por los aumentos permanentes en los precios y las dificultades para conseguir mercadería, especialmente en textiles, calzados y materiales para la construcción”, aseguran desde la entidad.

Sorprende que el 56,4% de los negocios relevados comentaron que sus ventas del mes fueron entre buenas y muy buenas (contra el 50,5% del mes anterior).

En materia de utilidades obtenidas, el 42,2% las calificó como buenas o muy buenas, mostrando una interesante mejora en sus resultados frente a marzo (36,7%).

VISITANDO LOS RUBROS

Según los datos proporcionados por CAME, los mayores aumentos interanuales de abril ocurrieron en Farmacia y perfumería (+13,6%), Ferreterías, materiales eléctricos y de la construcción (+7,7%) y Calzado y marroquinería (+6,8%).

Alimentos y Bebidas: las ventas en abril subieron 1,4% anual y bajaron 4,9% frente a marzo, en parte desalentadas por los aumentos de precios que mantuvieron cuidadoso al consumidor durante el mes.

En las familias de ingresos medios, hubo mucha búsqueda de promociones y Precios Cuidados, que generaron un desplazamiento de ventas desde el almacén de barrio hacia los hipermercados en los grandes centros de consumo. Algunos cambios de comportamiento observados en el mes, fueron: a) la menor compra de productos premium, especialmente en quesos y fiambres; b) la mayor demanda de segundas y terceras marcas; c) y la caída en el consumo de dulces.

Farmacia y perfumería: las ventas crecieron 13,6% anual y 5% mensual. En relación a marzo, lo que más aumentó fue el consumo de antigripales, analgésicos y antibióticos. Las farmacias encuestadas informaron que la gente compra más productos genéricos y está abandonando a las marcas líderes por las subas de precios y el menor poder adquisitivo. Pero en simultáneo, indican buenos volúmenes de salida en artículos cosméticos. No es el caso de las perfumerías, donde la proporción de comercios que no tuvo un buen mes, fue mayor que en las farmacias, donde prevalecieron los buenos resultados.

Ferretería, materiales eléctricos y materiales de la construcción: el rubro tuvo un ascenso del 7,7% anual a precios constantes en abril y 5,8% en la comparación mensual. El mes fue muy bueno para algunos y regular para otros, pero en el balance general, dio positivo. El sector convive desde hace meses con faltantes de productos, demoras en las entregas y subas de precios permanentes. En el caso de artículos importados, en abril más comercios señalaron que prefieren no ofrecerlos y en cambio arreglárselas para sustituirlos por nacionales, es para evitar luego el malestar de los clientes en las demoras.

Calzado y marroquinería: en abril se vendió 6,8% más que en el mismo mes del año pasado pero 6,1% menos que en marzo (medidas a precios constantes). La suba anual se explica por el calzado de invierno, que en 2021 al haber menos salidas al trabajo, escuela, reuniones, fiestas, la venta fue menos significativa. A su vez, el regreso de las competencias deportivas impulsa la venta de zapatillas de todo tipo. El sector siente todavía las consecuencias de la pandemia, cuando cerraron muchas fábricas de calzado, y hoy cuesta conseguir stock suficiente para los niveles de demanda.

Bazar, decoración, textiles para el hogar y muebles: las ventas se incrementaron un 5,5% anual y descendieron 7,1% mensual, a precios constantes. Si bien la caída intermensual refleja cierta preocupación sobre el corto plazo, el sector aún registra un significativo aumento interanual. Este comportamiento intermensual es explicado, entre otras cuestiones, por remarcaciones de precios casi semanales y una demanda hacia la baja. Ciertos proveedores anticiparon a sus clientes que en los próximos meses podría haber faltantes de productos importados en textil-blanco. Las tiendas con mayor resto financiero anticiparon compras para no perder ventas en días festivos, como el Día del Padre que se viene en junio.

Indumentaria, Lencería y accesorios: el rubro subió un 5,6% anual en abril y 6,3% mensual. El mes se movió con faltantes de mercadería, aumentos de precios constantes, y un consumidor necesitado de comprar productos de temporada otoño-invierno, porque el año pasado no renovó. Los negocios orientados a la venta escolar fueron los que tuvieron el mejor mes porque, en este periodo, comenzó la venta escolar invernal de camperas y pullóveres. Los negocios de ropa interior o de cama, estuvieron entre los más afectados. Las tiendas de ropa deportiva se movieron con una demanda tranquila, pero sin altibajos, y precios que, si bien subieron, no tuvieron los saltos bruscos que sí se observaron en otros artículos. Un problema del mes fueron las demoras en las entregas, que los proveedores adjudican a la falta de talleristas y a las mayores dificultades de abastecimiento en telas de algodón y sintéticas.

RECOMPOSICION BONAERENSE

El gobernador Axel Kicillof, se reunió esta semana con autoridades de los gremios que representan a los y las trabajadoras de la administración pública, a quienes les anunció un incremento adicional del 10% en mayo y un nuevo aumento en diciembre para asegurar un piso de mejora salarial del 60%.

 “Asumimos desde el primer día la tarea de recuperar los salarios de los y las trabajadoras de la administración pública después de que hayan sufrido cuatro años de deterioro”, aseguró el mandatario.

A partir de la aceleración imprevista de la inflación y su impacto en el poder adquisitivo, la Provincia ha decidido sumar un aumento del 10% en mayo, que se agrega al aumento que ya se había hecho efectivo en marzo y a los incrementos previstos para julio y septiembre, a lo que se adicionará además un nuevo tramo en diciembre que asegure el piso de aumento salarial del 60%. Asimismo, se mantiene vigente la cláusula de monitoreo que establece una revisión en el último trimestre del año.

En ese sentido, el Gobernador señaló que “el objetivo es mejorar los salarios para que no pierdan contra una inflación en la que impacta la crisis energética y la incertidumbre internacional”. “Con los aumentos que estamos anunciando, vamos a alcanzar un piso de mejora del 60% durante este año”, remarcó.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias