viernes 19 de agosto de 2022

HUMOR POLÍTICO | 2 jul 2022

La Página Amarilla

El Reino de Alexia

A toda fiesta y lavado de manos... otra semana desopilante del monarca más divertido! Pasá y enterate!


El Reino organizó su fiesta del pescado en la laguna real. Como cada año, o al menos como los años anteriores al virus de la corona. Y se propusieron reeditar aquellas viejas buenas épocas.

Alexia infló sus globos amarillos y mandó a cortar el pasto en el lugar. Bueno, lo de siempre. Y como siempre, prometió el oro y el moro y suculentos premios a quienes desafiaran el frío y sacaran la mejor pieza de sus aguas. Y pese a la expectativa y las palmadas de los sialexistas de siempre, algo falló. Ni la parafernalia de sus retratadores amigos logró salvarlo del papelón. El fiestón terminó en fiestita y los miles que esperaban apenas fueron unos cientos y la mayoría del propio reino pese a que soñaban con visitantes de otros lares.

Bueno, pese a todo algunos disfrutaron y unos pocos se llevaron un lindo premio de unos cuantos acres. Alexia repartió 800 mil acres en premios y de los 16 entregados, 12 fueron a  parar a manos de los de las afueras pero de su propio reino. Y pese a que el final auguraba brillos y bailes con una banda de más allá, el frío del aire o del alma de los habitantes del reino lo dejaron bastante solo.  Eso sí, para el director de Turismo del reino, Sir Borto II, con el evento “nuevamente, el reino se posicionó como referente turístico", una afirmación contundente” aunque evitó entrar en mayores detalles. Para que explicar cifras, hoteles que siguen cerrados y lo mismo de siempre.

Es que lo que cuenta es la pompa y el brillo y que alguno crea que todo fue una maravilla y mejor no explicar o fundamentar la apatía. Porque ‘la fiesta’ que solía reunir a más de 1.500 embarcaciones apenas tuvo alrededor de 400 inscriptos y unas 180 embarcaciones, una cifra baja y muy por debajo de lo que fueron años anteriores. Por ejemplo, en 2016 llegó a tener más de 1.500 inscriptos, en 2017 más de 1.000 inscriptos y 388 embarcaciones o en 2014 con 855 inscriptos.

Pero no importa. Si Alexia y su séquito dicen que fue ‘una fiesta’ fue una fiesta. Que tanto ni tanto. Después de todo ¿para qué contradecirlo si hace lo que quiere? ¿O acaso alguno de su círculo rojo lo hace sin el temor de quedar de patitas en la calle? Lo que el jefe dice, se hace y si para el fulano fue una maravilla lo fue y listo. A otra cosa mariposa.

Después de todo, en tiempos de esta inmediatez de retratos amarillos nada mejor que inflar globos para reemplazarlos al otro día por otros y luego por otros y así hasta el fin de los días. Lo que importa es que los demás crean que Alexia hace y hace  y hace. Porque no sea cosa que a alguno se le ocurra correr el velo y descubra que hay mucho proyecto y poco laburo, mucho bla bla pero nada concreto; mucho sueño y poca realidad.

Pero esa es otra historia. Y parece que en el reino ninguno está dispuesto a combatir la mentira y la inacción, y de ahí que el reino siga en el pozo aunque repitan como loros que todo es una maravilla.


PetrEgo

¡Con los abuelos No! Fue la frase que retumbó estos días, omitiendo que los que ahora se golpean el pecho fueron y son los responsables de controlar lo que ocurre en los establecimientos que critican.

A pesar de las numerosas clausuras, la vivienda de Malvinas Argentinas 220 siguió funcionando como depósito de adultos mayores durante casi un año, hasta que el fin de semana pasado-tras el fallecimiento de una persona- encontró a los residentes en un galpón. “NO pasó nada que no supiéramos” declaró la responsable de la tercera edad de Ciudad Fría. ¡Con los abuelos No!

Los funcionarios no funcionaron. No estuvieron para detener a tiempo este desastre. El secretario General de gobierno, Luis Chami, agradeció en un comunicado la intervención de la justicia y personal médico para evacuar a “10 abuelos” del lugar oportunidad en que se detuvo al matrimonio que seguía dirigiendo el centro clandestino que, a pesar de las “inspecciones” mantenía en estado de calamidad a los adultos mayores. Pero se hizo el desentendido de la responsabilidad comunal.

Bajo el amparo de la frase “no tenemos potestad para clausurar” todo siguió hasta este desenlace fatal. Que es la justicia, que es la provincia, que el Municipio. Es increíble, pero nadie se da por aludido y todos disfrazan con palabras lo que es imposible de ocultar. La inoperancia, y falta de controles costaron una vida y ahora miran para otro lado, señalando con el dedo acusador hacia la nada en vez de hacerlo con su propio ombligo.


Te contamos todo lo que NO HICIMOS esta semana

*) Definir fiesta. ¿300 personas en la laguna es fiesta?

*) Pintar las sendas peatonales donde no los abrocharemos con las fotomultas.

*) No contar cuándo arrancamos con  las fotomultas así los abrochamos.

*) Criticar a Alberto y Axel. Por las dudas.

*) No criticar a Alberto ni a Axel. Por las dudas que se chiven y no manden nada.

*) Hacer algo por las nuestras. Algo. Pintar los cartelitos de las calles, algunas cuadritas de cordón cuneta. Arreglar una cuadra de tierra.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias