domingo 25 de septiembre de 2022

HUMOR POLÍTICO | 25 ago 2022

LA PAGINA AMARILLA

Alexia tiene un plan y se llama "Trono 2023"

‘A mi reino  no llega nada’, dijo y algunos le creyeron. Alexia no se pone colorado, despotrica a diestra y siniestra. Vende humo para todos. PetrEgro y su acostumbrado show y además te contamos lo QUE NO HICIMOS ESTA SEMANA


Por: Redacción Semanario de Junín

Después de visitarlo, Alexia se envalentonó y despotricó contra Sir Kichi al que acusó de ser uno de los causantes de todos los males de su reino.  ¡Es el discriminador! vociferó ante los retratadores amigos, sentado cómodamente en un sillón.

Acusó al gobernador real de ponerlo en espera en el reparto de recursos. ‘A mi reino  no llega nada’, dijo y algunos le creyeron. Bueno, los de afuera del reino, porque los de las afueras pero de adentro, comentaron que por lo menos se podría haber puesto colorado, porque en el reino amarillo local ya se invirtieron alrededor de 73 millones de acres, para 7 obras claves, e imposibles de ocultar ni ningunear, como la futura terminal de caballos, el sendero real, colegios, y varias más.

Pese a la evidencia Alexia insiste que el no vio nada y por acá nadie hizo nada. Y que lo único que hay son un par de caños que él puso en el parque y que quedaron documentados, fiel a su estilo. Bueno, tampoco se hizo mucha mala sangre.

Mientras uno de sus sialexistas decidió entregarse al amor arriba de una máquina de caminos, el monarca amarillo dejó los rezongos y se puso en modo elecciones: se reunió con sus amigos, buscando abrir el paraguas para lo que viene. Viaja, vienen otros Duques y Condes, y Alexia aprovecha para mostrar lo que los demás hicieron y muestra como propio. Sí, cada obra en su reino, lo cuenta como suyo. Un auténtico caradura, que surfea olas ajenas, buscando capitalizar todo lo que ande dando vueltas por ahí.

Su plan se llama ‘Trono 2023’. Y su objetivo es seguir en el sillón de Rivadavia para lo cual importa que los de las afueras crean lo que dice, sin importar si es verdad. Porque lo único que le importa no es que todo mejore, sino que lo suyo no se caiga. Ese es su objetivo personal y en eso anda, con sus amigos, o con quién mejor le convenga.

Y de ahí su estrategia: todo lo que hacen sus adversarios es nada y la nada propia es un montón. Palabras, más, palabras menos, por ahí pasa su argumento. Nada dice del mejor equipo de los últimos años, al que le pasaron cosas y dejó el reino bien en bolas, y culo al norte. Debería llamarse a silencio, aunque sea por vergüenza y trabajar en vez de revolear la capa como compadrito de barrio, buscando enemigos.

De paso podría cortar la cantinela y cortar el versito de la discriminación política. Podría mencionar que recursos que recibe de arriba sirven para que su reino no caiga en el abandono. Podría ser un poco más humilde.

Podría ser empático. Bueno, podría probar con hacer algo en su reino y mejorarle un poco la vida a su gente, a los de las afueras que cada día están más afuera de todo. Podría probar con trabajar y gestionar. Sí, debería empezar por eso.

 

 

PetrEgo

PetrEgo picó en punta: vienen algunos, viaja, le rezonga a Kicillof en la cara y en los medios y cuando tiene un ratito, le sonríe a los nenitos del jardín. Vuelve a alguna reunión y se hace otro huequito para algunas selfies más. Así pasa sus días el Lord Mayor de Ciudad Fría: entre la plancha y la abulia, pero con la pluma puesta.

Es rara Ciudad Fría: no se hace una obra en serio y a nadie le mueve el amperímetro. Y pese a que se repiten las viejas promesas de siempre, a muchos les importa nada. Tal vez ahí está la clave de la permanencia del muchacho que llegó en bici al municipio: mientras a muchos todo le chupa un huevo, unos pocos la siguen pasando bomba, sin importar la destrucción que van dejando a su paso.

La fórmula de su éxito es simple: apatía de la gente y tres rezongos de su parte. Pese a que se ven obras en viviendas, rutas, escuelas, agua, cloacas, asfalto, PetrEgo prefiere victimizarse.No ve que no es maquillaje como en la época de su ex jefa. Tal vez sería oportunomirarse el ombligo,en vez de quedarse anclado en la ‘discriminación’.Pero no. Prefiere repetir la fórmula y la estrategia para convencer a los incautos, en lugar de trabajar. Y mal no le va, entonces, para qué cambiar.

 

Te contamos todo lo QUE NO HICIMOS esta semana

*) Colocar carteles advirtiendo que en Circunvalación los vamos a abrochar con las fotomultas.

*) ¿Los talleres ferroviarios son nacionales? ¿Se sigue la obra de la autovía? ¿Se arranca con el espigón en la laguna? ¿Pusieron a la laguna en el listado para dragarla? ¿Se hace el acceso a Saforcada? ¿Se arreglaron las escuelas? ¿Se reactivaron las 29 viviendas paradas y siguen las 149 del PROCREAR?...Pucha che, avisale a los discriminadores que nunca dije nada.

*) Mientras tanto, seguimos pintando cordones y limpiando plazas. ¡Esas sí que son obras, carajo!

*) Bueno, y la gestión de, y los reclamos de, y…y…

*) Ya vamos a ser gobierno y van a ver lo que les va a pasar.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias