lunes 05 de diciembre de 2022

HUMOR POLÍTICO | 2 nov 2022

PAGINA AMARILLA

Entre salames, Alexia presentó una nueva festichola

Se acostumbró al morfi y después de hacerse una panzada con el Pampa, siguió con el Fiambre Casero. En su afán de simulación en querer poner el reino al servicio del turismo, anda como bola sin manija. Es que el 2023 se acerca impiadoso y sin obras a la vista, su gran caballito de batalla es el chamuyo. Por eso critica, se pone en víctima para disimular su propia ineficiencia y culpa de egoístas y discriminadores a los monarcas de otros lares, para que no se note que en su trono lo que sobra es la escasez. PetrEGO a full y además te contamos "LO QUE NO HICIMOS ESTA SEMANA"


Por: Redacción Semanario de Junín

Perdido entre los salamines, Alexia presentó una nueva festichola en su reino. Se acostumbró al morfi y después de hacerse una panzada con el Pampa, siguió con el Fiambre Casero, el tradicional encuentro anual del embutido.

En su afán de simulación en querer poner el reino al servicio del turismo, anda como bola sin manija, de festival en festival. Es que el 2023 se acerca impiadoso y sin obras a la vista, su gran caballito de batalla es el chamuyo, y por eso nada mejor que salir al cruce con lo que sea, con tal de mostrar que hay vida pese a todo. Ya quedaron atrás los tiempos de senderos, focos y adoquines. Sin nada que mostrar, y con las manos vacías, a Alexia le quedaron los retratos, y con eso hace roncha en la pelea.

Es que el fulano del pago chico sabe con qué bueyes ara y no piensa retroceder ni un poquito, aunque vengan degollando. Por eso critica, se pone en víctima para disimular su propia ineficiencia y culpa de egoístas y discriminadores a los monarcas de otros lares, para que no se note que en su trono lo que sobra es la escasez.

No obstante, es como el gato y cada semana suma una nueva vida. Por un lado,  Amarillo I le dio chapa para que designe a posibles postulantes, nombrándolo ‘el armador’ y por el otro, recibió el halago como el rey ‘con mejor imagen’ con lo sus días fueron una maravilla. Parece que no importa que el quía haga nada y el reino atrase mil años.

Alexia carga con una mochila y lo sabe. Es que mientras en los pagos cercanos, sus iguales inauguran obras, viviendas y fábricas, en el reino y en su haber falta de todo. Peor que eso, se le caen a pedazos los baños dela laguna real y mira para el costado; pone dos cartelitos en los senderos y los hace parecer mil, habla de arte y educación y priorizó las camaritas a la biblioteca real, se muestra solidario, sirviendo comida a los de las afueras, para no quedar como insensible, y sin ponerse colorado.

En este tiempo de imágenes, todo esto cuenta y una sonrisa vale más que mil acciones: llegó el tiempo de visibilizar lo que sea, las acciones cotizan en alza y Alexia busca lucirse en los retratos de las páginas de los amigos adornados con acres, donde cuentan la nada como si fuera la abundancia.

Y como ya le tiraron las orejas por posar en las obras ajenas, decidió movilizar su tropa interna para salir a mostrar lo que tiene. Y lo que tiene en su agenda, es la Fiesta del salamín, otra buena ocasión para mostrar los buenos productos que tiene el poblado del reino. De paso, postularse como el Rey de la Fiesta. Total, para él, todo el año es carnaval. Qué mejor que seguir con el papel picado en medio de  una buena picada.

PetrEgo

En un tsunami de apariciones en fiestas y presentaciones, PetrEgo se despachó con sus habituales ínfulas como si viviera en la mejor ciudad del mundo.

PetrEgo pasó estos días anunciando las buenas nuevas del futuro, poniendo la zanahoria en las fotos de los periódicos amigos, asegurando que la vida cambiará, algún día, tal vez cuando él no esté. No importa, mientras tanto, en Ciudad Fría, donde la mayoría vive una realidad distinta a la que cuenta y donde no todos tienen el mismo destino asegurado, repasa las máximas de su destino de gloria.

Afuera de su mundo, el tobogán del descenso sigue empujando a las clases medias – bajas a un futuro desparejo.

Y mientras la vida real avanza impiadosa con los que menos tienen, PetrEgo promete las joyas de la abuela siempre que Mauri vuelva, y sonríen cínicamente ante cada encuentro de congéneres.

PetrEgo pertenece a esa casta que se cree superior, que se pavonea con la fortuna de otra vida, promete, se pelea, mira por el hombro y miente, solo para seguir siendo parte de ese mundo que no sabe ni conoce las carencias.Para qué hablar de lo que no se hace. Mejor prometer lo que se hará, cuando llegue el  momento. Y, es casi seguro, rezongar cuando se llegue, por el desastre y la herencia recibida.

Vieja fórmula de la felicidad.Reírse de todos, prometer obras, criticar en vez de solucionar, y contar que bajo su ala, la felicidad está asegurada, aunque lo que tenga para mostrar, sean las cenizas del incendio.

Te contamos todo lo que NO HICIMOS esta semana

*) La digestión. Venimos de fiesta en fiesta.

*) Instalar las nuevas camaritas fotomultas.

*) Tentar a alguna industria a que dé trabajo en la ciudad.  No es lo nuestro.

*) Fijarse en Twitter si algún famoso nombra otro juninense a quien nunca le dimos bola. No sea cosa que quedemos  pagando.

*) ¿Probar con atraer inversiones? ¿Fábricas para dar trabajo? ¿Acá? ¡Ni en pedo, si así estamos joya!

*) Che, ¿Arreglaron los baños en la laguna? ¿No? Bueno, no importa. Total falta para el verano.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias