lunes 05 de diciembre de 2022

HUMOR POLÍTICO | 16 nov 2022

PAGINA AMARILLA

Alexia como las costureras: no da puntada sin hilo y no es ningún gil

Cualquier cosa es bienvenida si le asegura retratos, le evita reclamos y le posterga problemas. Como si fuera un superhéroe al alcance de su mano, Alexia sabe que juntarse con los pibes no le garpa entre ellos pero no olvida que cotiza entre sus padres y como no es ningún gil, no da puntada sin hilo. Siempre con tu PetrEgo a full y te contamos LO QUE NO HICIMOS ESTA SEMANA.


Por: Redacción Semanario de Junín

Alexia dedicó su semana a las infancias: estuvo en un torneo de ajedrez de pequeños, se reunió con infantes del reino y saludó a otros deportistas menores. Total, con lo que hace en su reino, tiempo le sobra para estas cuestiones. Además, cualquier cosa es bienvenida si le asegura retratos, le evita reclamos y le posterga problemas. Esa fórmula del éxito le sigue dando resultado y de ahí que la pone en práctica cada día.

Nada mejor que mostrarse un ganador, revolear la capa, sonreír y contar las maravillas de ser rey ante los pequeños que empiezan a abrirse a la vida y lo miran como si fuera un superhéroeal alcance de su mano.Alexia sabe que juntarse con los pibes no le garpa entre ellos pero no olvida que cotiza entre sus padres y como no es ningún gil, no da puntada sin hilo.

Mientras el Reino sigue en medio de la quietud de la nada, él avanza en el armado encomendado por Amarillo I, que anda viendo si desensilla o no, y si le conviene aliarse con uno u otro, en tiempos donde los boina blanca que fueron furgón de cola amenazan con dar el salto e ir por todo. Así, en medio de este panorama, Alexia prefiere seguir con la suya: usufructúa cada retrato de las obras de Sir Kichi y Alfer-Uan el Perdido al menos hasta que le tiran las orejas y busca nuevos horizontes.

Es que el panorama pinta complicado. Sin obras, ni un mísero acre en su pago y con los aliados a grito pelado, el frente interno y el externo se unieron para enturbiar sus días. No obstante, el ex muchachito que llegó en el biciclo y ahora mira a todos desde arriba, aprendió en este tiempo que si pudo sortear el incendio de Amarillo -el autor de la tormenta y el mentor del mejor equipo de los últimos años-, todo es posible en el reino del señor.

La cuestión es que desde que llegó al trono tan deseado, con su argumento que los cargos no eran para entronizarse sino para servir, algo en él cambió. Ya no repite viejos slogans de campaña, ahora es un moderado, un armador, un estratega electoral. Además, hay cosas que es mejor olvidar, si es de aquellas que aseguran bienestar.

Con los años de reinado, Alexia aprendió que no todo lo que brilla es oro, pero del desastre también se puede sacar provecho. Solo se trata de mentir en la adecuada proporción, olvidar lo que no conviene recordar y criticar bastante, para evitar recibir cachetazos por aquello que se omite o no se hace.

Nada mejor para defenderse que un buen ataque. Y desviar el foco de atención. Los problemas son ajenos y las culpas también. Los discriminadores son los responsables que todo ande como ande y si no fuera por ellos, todo sería una maravilla. Está claro, vive en otro mundo y todo le chupa, si uno y el otro también.

Por eso sonríe y vive como vive, mientras los de las afueras lo padecen.

PetrEgo

A PetrEgo le cascotearon el rancho. Otra vez. Es que repitió su viejo vicio, de mostrarse como el gran hacedor, con la guita ajena. Posó en el parque industrial sobre el pavimento, y se mostró como el fulano que lo hizo cuando la guita vino de afuera. Y lesaltaron a la yugular, porque repitió el vicio de las fotos y las viejas mentiras.

El fulano de Ciudad Fría lo hizo otra vez. Repitió viejas agachadas porque le dan resultado. Fiel seguidor del Dios Twitter a quien encomienda sus días, capitaliza con fotos lo que no hace por la gente. Y ese universo virtual le sigue dando buenos dividendos, parece, porque pese a todo, sigue muy orondo y a nariz levantada.

Es cierto, el incendio general lo favorece y le esconde sus miserias. Es muy fácil criticar lo ajeno, para ocultar lo propio. Nada mejor que un buen ataque para evitar los goles en el arco propio. Debe ser por eso que siguió con las reuniones, el armado amarillo y las reuniones con nenes del jardín de infantes, donde conversó sobre su ‘rol’ como intendente.

Allí, PetrEgo hizo gala de sus mejores dotes: sonrió como argumento de su gestión, y posó para las maestras y los diarios, con algún comentario irrelevante, explicando ‘el sacrificio’ de trabajar por la Ciudad.

Tal vez por eso mismo, en la ciudad abunde la nada. No hay obras, no hay proyectos ni tampoco ganas. Peor que eso. PetrEgo ni siquiera promete, como en sus viejos tiempos. Es increíble pero con esos argumentos llegó, fue reelegido y sigue gobernando como si nada.

Te contamos todo lo que NO HICIMOS esta semana

*) Mostrar humildad o pedir disculpas por tanto choreo intelectual. Ni en pedo.

*) Hacer una obra por las nuestras. Nosotros hacemos ‘gestión’.

*) Sacarnos algunas selfies en las viviendas, en el barrio en construcción. Se enojan.

*) Nada, si esta ciudad es la mejor del mundo.

*) Chequear Twitter. Para organizar algún otro homenaje.

*) Nosotros somos políticos. No nos pidan milagros. Para eso, a la iglesia que, ya saben.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias