miércoles 08 de febrero de 2023

HUMOR POLÍTICO | 24 dic 2022

PAGINA AMARILLA

Alexia visita las reinos de la zona y su propio pago es una desolación

Mostró el hocico en Lincoln, Chivilcoy, Nueve de Julio, Trenque Lauquen, Rivadavia, Carlos Casares, Pehuajó y General Villegas. El objetivo es el mismo: decir que con Amarillo I todo fue una maravilla y que este segundo tiempo será mucho mejor. Afuera alcanza con mentir, total, nadie busca comprobación. Promete lo que hará, y prefiere olvidar lo que no hizo ni siquiera hará. PetrEGO a full. Te contamos LO QUE NO HICIMOS ESTA SEMANA


Por: Redacción Semanario de Junín

En medio de la ola de calor y su incendio personal, Alexia no le afloja a la caballada. A galope sostenido visitó los reinos de la zona, acompañado de algunos sialexistas, duques y fieles escuderos, con el objetivo de consolidar el espacio amarillo para el 2023.

En ese recorrido, mostró el hocico en Lincoln, Chivilcoy, Nueve de Julio, Trenque Lauquen, Rivadavia, Carlos Casares, Pehuajó y General Villegas. El objetivo es el mismo: decir que con Amarillo I todo fue una maravilla y que este segundo tiempo será mucho mejor.

No importa que el pago chico sea una desolación, sino con que la algarabía y el cotillón disimulen el ventarrón. Afuera alcanza con mentir, total, nadie busca comprobación. Promete lo que hará,  y prefiere olvidar lo que no hizo ni siquiera hará.

Alexia no quiere sorpresas y por eso escupe todo lo que puede. Alberto I es su santo y demonio al mismo tiempo, y reza para que todo empeore, total, a él no le importa el destino de la gente; los de las afueras no son su historia ni su misión, sólomultiplicar la presencia amarilla en la región.

Para eso tanto esfuerzo. Alexia busca ampliar su mesa regional. Es el armador, quiere nuevos reyes, nuevos candidatos, crearlos donde no existen y bajar aquellos que hacen sombra.En su rol, mira afuera, y mira lejos. Menos adentro, mira todo lo que se mueve alrededor. Como lechuza arriba de un palo, otea el panorama.

Alexia y Barroso V son los únicos monarcas amarillos en una sección donde la mayoría es boina blanca o radical. Y eso le da escozor: porque una cosa es gritar armonía de la boca para afuera y otra muy distinta, que eso sea verdad.

El río está revuelto. 2023 está a la vuelta de la esquina y Alexia tiene frente interno y frente externo. Patricia I quiere ser, GrindiNet I también, igual Jorge M, primo de Amarillo I. Todos empiezan a asomar la nariz y hay que correr con el caballo del comisario.

Alexia será cualquier cosa, menos gil. O por qué creen que sin hacer nada y tener el reino en medio del desbole sigue como si fuera un salvador. Aunque la mentira tenga patas cortas, el fulano amarillo es como los gatos: tiene 7 vidas y la sigue pasando bárbaro, aunque todo a su alrededor sea desolación.

“Trabajamos para aportar ideas y mejorar nuestros pueblos, que hoy se desperdicia porque no se hace lo que se tiene que hacer”, dijo Alexia hace poco, sin ponerse colorado. Alexia camina y arma su futuro 2023, su norte, lo único que le importa.

 

PetrEgo

PetrEgo sigue apostando al futuro y a cambiar la ciudad. Esta semana, decidió pintar otro par de sendas peatonales para avanzar en ese cometido. Sus apuestas al futuro pasan por ahí; ya ni se preocupa en sostener las promesas que alguna vez osó compartir con los vecinos.

Ya no levanta la voz para hablar de la ciudad del futuro, ni siquiera para tentar a algunas fábricas a que se instalen en Ciudad Fría y le cambien la vida a su gente.

Si hasta pareció una osadía que ayudara a cortar la cinta en la inauguración de una fábrica de la ciudad, donde habló del esfuerzo de su titular, el mismo al que le negó hacer pie en su gabinete porque su mirada era bien distinta a su sueño de ciudad.

Por eso, PetrEgo se dedica a su rol de estadista, como cuando recordó a un ex empresario con su nombre y una plaza, ocasión en la que habló de cómo, con gente como él, la ciudad podría cambiar de destino.

Lo que nunca dijo el estadista, ni esta semana, ni la anterior, ni antes, ni cuando asumió, es que es lo que planea hacer con la ciudad, además de pintar un par de cartelitos.

Bueno, hace un par de años PetrEgo se llenó la boca del bicentenario que se acerca. Pero le duró poco, empezó a mostrar la hilacha y su verdadera cara. Después de todo, ya no llega a la Muni en bicicleta ni precisa ponerse una careta de niño bueno para convencer a los incautos.

Con todo lo que no hizo, lo que prometió y no cumplió y su falta de laburo, proyectos y proyección, más que futuro, lo único que queda en el vecino es nostalgia por el pasado, cuando la ciudad imaginaba una vida mejor.

Te  contamos todo lo que NO HICIMOS esta semana

*) Reconocerle a SEMANARIO que leemos esta columna para ver qué obra encaramos.

*) Rezar para que Alberto y Axel sigan desparramando obras en la ciudad.

*) Esconder El Juninense, y decirle a Fiorini que pare la mano.

*) Seguir con la pauta a los medios amigos, hay que sostener el verso.

*) Pintar otras dos o tres sendas peatonales.

*) Armar las valijas, por las dudas que se den cuenta-

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias