miércoles 08 de febrero de 2023

HUMOR POLÍTICO | 9 ene 2023

PAGINA AMARILLA

Este rey Alexia anda de festichola y festichola con la sonrisa que nunca se apaga

En el reino sobran los anuncios y faltan las obras, sobran los retratos en el despacho y faltan las visitas a los de las afueras; sobran las quejas y falta trabajo; sobran los viajes lejanos a tierras de Duques y Condes y faltan las recorridas cercanas a los de las afueras: en este juego de contrastes, queda claro cuáles son las prioridades para Alexia. PetrEGO a full como todas las semanas. Te contamos lo QUE NO HICIMOS ESTA SEMANA


Por: Redacción Semanario de Junín

Navidad, Navidad, navidad hay que festejar, chin, chin, chin, la, la, la, la, la…cantaba rítmicamente Alexia por los pasillos del Palacio.Contento como perro con dos colas se paseaba muy orondo saludando como  Reina en carnaval arriba de la carroza. Bueno, algo de cierto hay: para este monarca todo el año es festichola y si no, pregúntenle a su sonrisa, que lo acompaña a todos lados, aun en medio del incendio que desató hace añares y no se va.

Y no se irá. Porque para ello hace falta trabajar por los demás, y no boconear como si el pico alcanzara para aplacar todos los males. En el reino sobran los anuncios y faltan las obras, sobran los retratos en el despacho y faltan las visitas a los de las afueras; sobran las quejas y falta trabajo; sobran los viajes lejanos a tierras de Duques y Condes y faltan las recorridas cercanas a los de las afueras: en este juego de contrastes, queda claro cuáles son las prioridades para Alexia.

En el reino sobran las quejas porque falta el laburo. Los de las afueras no tienen salitas de salud, no tienen candiles y las noches son un misterio; no hay senderos y cada vez que llueve es una aventura entrar y salir de las posadas y así cada día: un padecimiento sin fin con reclamos que llevan años desoídos.

Alexia lleva añares en el trono repitiendo frases, hechos y olvidando a los mismos olvidados de siempre. Mientras pinta su centro, cuelga farolas y guirnaldas y les cuenta a todos que su reino está lindo, ni siquiera visita a los de las afueras más lejanas, a los que están lejos, al otro lado del camino real, y que parece fueran de otros pagos y no de su reino.

Son los que no quiere, los que  ningunea y a los que nunca les regaló un retrato. No están en su radar, menos ahora que anda de armado en armado, por rutas lejanas, buscando un mejor futuro para su capa.

Rezongó a más no poder contra Sir Kichi y Sir Albert, los criticó por discriminadores y ni siquiera osó mirarse su ombligo, por aquello que no hacía. Se llenó la boca con la palabra gestión, pero nunca la aplicó en su reino, al tiempo que levantaba su dedo acusador.

‘Mi reino está lindo’, contó miles de veces, y miles de vecinos no se ven de la tierra que vuela, ‘mi reino es seguro’, repitió como loro otras tantas, y otros miles buscan en la negrura de la noche su posada, que no encuentran en la oscuridad del barrio sin candiles. ‘Mi reino es una maravilla’, y alcanzó una tormenta para dejarlo sin luz; ‘vengan a mi laguna’, repitió y al poco tiempo se tiñó de bacterias.

Así es Alexia, un campeón de los anuncios que ahora con acres y en un año electoral, -y después de haber capeado varios temporales y no de agua- sabe que tendrá un  2023 para arremangarse y laburar. Y lo va a hacer, porque está en juego su futuro y si hay algo que le importa de verdad es justamente eso, cómo seguir con su buena vida, y esta es una excelente oportunidad para hacer algo al respecto. Sueña que la memoria corta le va a regalar otra vida, y pese a que ya gastó más de siete, sigue dando vueltas como si fuera un auténtico campeón, cuando es, justamente lo contrario.

PetrEgo

PetrEgo ya se calzó el gorrito colorado con el pompón en la punta. Es vísperas de Navidad y no queda tiempo para nada. Llegó fin de año, y el 2023 está a la vuelta de la esquina.Llegó el tiempo de plumaje blanco y promesas de campaña. Llegó el Presupuesto y con él, el 2023 pinta mejor que nunca.

Después de todo, si ante tanta apatía, desidia y desinterés por sus vecinos, siguió muy  orondo y sin chamuscarse aunque sea un poquito, lo que viene pinta amarillo ilusión.

Sin abandonar su rol de armador ni dejar de mirar quién de su familia finalmente mide para reemplazarlo, avanza sin prisa ni pausa en la consolidación de su nepotismo local. ¿Será hermano Walter, será María Victoria, algún hijo? Quién sabe, bueno sus hijos no, todavía son chiquitos, o no. Tal vez puedan coordinar las fotos de los nenitos que lo visitan al despacho, esas que tanto gusta mostrar, cuando habla de gestión.

Llega Navidad y PetrEgo ya colgó foquitos en la plaza 9 de Julio, tal vez siga con la pintura de alguna esquina y contando que todo el año es carnaval.Debe ser porque el cotillón  y el papel picado sobran en Arias y se revolea seguido, sin motivos para hacerlo. Bueno, sin motivos para uno, pero con muchos para él, que sabe qué cada día que pasa, suma porotos a su  causa personal.

Rara Ciudad Fría. Muy rara, mientras muchos marcan una cruz en las paredes, contando los días como privados de la libertad, para que parta y PetrEgo suma carencias y ausencias, también cosecha algunas sonrisas y días. Aunque cada día que pasa,  hay menos para disfrutar, él con un venturoso porvenir. Él, a los demás que los parta un rayo.

Te contamos todo lo que NO HICIMOS esta semana

*)Pintar algunas otras sendas peatonales.

*) Elaborar un proyecto para definir algún programa de acción.

*) Accionar algún proyecto que hayamos elaborado.

*) Crear una comisión que estudie si conviene accionar alguna idea.

*) Criticar a los que dicen que hacemos la plancha.

*) Preguntar si tengo el tanque lleno, que Horacio me espera.

*) Festejar. Total, los problemas son de ustedes y no nuestros.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias