miércoles 08 de febrero de 2023

HUMOR POLÍTICO | 14 ene 2023

PAGINA AMARILLA

Para Alexia en el reino nadie es más importante que él

Para el fulano amarillo resultó un alivio perder al sialexista Cham-Lui III, que sumaba más apoyos entre los de las afueras mientras él caía en la consideración popular y le quedaban apenas los rezongos. No hay dudas que lo único valioso para este rey es el poder, que ni loco piensa abandonar. Cada vez que alguno asoma la cabeza, nada mejor que otro lo baje de un cascotazo. PetrEGO a full y te contamos lo QUE NO HICIMOS ESTA SEMANA


Por: Redacción Semanario de Junín

Alexia perdió un soldado pero no su norte. Si bien lo saludó para quedar bien, mucho no le importó. Al contrario, respiró aliviado. Es que en el reino nadie es más importante que él, ni siquiera quienes en verdad lo son. Nadie puede hacerle sombra al rey, porque para eso es rey. No importa que haga nada y todo sea un desbole. Importa que su corona brille por encima de todos.

Por eso, para el fulano amarillo resultó un alivio perder al sialexista Cham-Lui III, que sumaba más apoyos entre los de las afueras mientras él caía en la consideración popular y le quedaban apenas los rezongos. No hay dudas que lo único valioso para este rey es el poder, que detenta hace siete años y ni loco piensa abandonar. Por eso, cada vez que alguno asoma la cabeza, nada mejor que otro lo baje de un cascotazo.

Alexia es personalista y no hay ninguna duda. De ahí que el gran déficit de su reinado sea la ausencia de una gestión en pos de los de las afueras, porque esa obsesión por aparecer, figurar y ser el único, se transformó en inmovilidad. Inmovilidad provocada por sus celos y por su desconfianza.Cada uno de los sialexistasde su equipo que perdió en estos años, desapareció porque intentó trabajar por los demás, y eso en el pequeño mundo egoísta del fulano narigón, se paga con la valija de salida.

Alexia tiene su ‘círculo amarillo’ y en ese mundo íntimo, hay varios en la mira y cada vez más afuera, mientras sus familiares, cada día más adentro: familiares y amigos de familiares allegados o armadores de hostias en el templo real ocupan puestos o están en lista de espera, hasta que llegue el momento de soplar a alguno de su  cargo.

Está claro que esta movida egocéntrica, egoísta y pequeñita redunda en un perjuicio notable en esta cuestión de servir a los demás: porque mientras el fulano gana en confianza, pierde equipo pero eso no le importa demasiado. Hace años que el nepotismo es común en el reino, porque -por si hiciera falta recordar-, Alexia acomodó  a Walexia, su hermano apático, elevó a Juan-el-Sin-Voz-GranCuñay su amiga Laura Ricchi III, la misma que compró y vendió casita-casona-caserón para llegar al Palacio de Papel, y que compensó con una diputación.

Alexia no puede ni quiere salir del círculo familiar debido a que teme perder su poder, por eso ahora está decidido a cumplir con el pedido que desde hace tiempo venía haciendo la reina María Victoria I –hermana de Juan-Sin-Voz y el amor de su vida, quien jugaría en la próxima campaña eleccionaria para lo que empezó a pedirle un cargo ejecutivo en el Palacio Real.

En su barco, Alexia no se cansa de subir a los suyos, cuidando el rebaño propio. La desgracia es que en el mismo barco, también viajan todos los de las afueras. Y a ellos, las olas hace rato los están ahogando.

PetrEgo

Pablo Alexis PetrEgo sorteó sin inconvenientes la ola de calor y las tormentas de la semana que pasó. No se le voló el techo, ni se le cortó la luz. Vio el partido del seleccionado sin salir de su casa ni necesitó  apiñarse en alguna estación de servicio para ver la definición para llegar a la final.

No sufrió ni sufre ningún padecimiento por más que boconee. Porque no hay que confundir el rezongo para quedar bien, que ocuparse de los problemas para solucionarlos. En lo primero es un campeón, desparramando culpas a todos los demás, mientras en lo segundo hace agua y lo disimula con el cotillón y sus palabras.

‘Hace falta inversión’ reclamó el mismo que no poda los árboles, que cortan los cables y dejan a sus vecinos sin luz; sigue con su jugada de marketing buscando sortear  las  aguas turbulentas aunque nada parece escorar su barco.

Ni la partida de sus laderos, ni la llegada de sus familiares. Tal vez ya cerró lo que todavía no cuenta: es casi un hecho que más familiares lleguen a Benito de Miguel y Rivadavia; tal vez más tropa propia empiece a vivir mejor.

Mientras tanto, paciente, continúa en su rol de armador regional. Nada se hace gratis en el mundo de Amarillo I. Solo falta que alguno tome el mando en Ciudad Fría, para poder dar el salto tan esperado. A PetrEgo no le importa dejar el pago, solo mejor paga, que no es lo mismo.

Te contamos todo lo que NO HICIMOS esta semana

*) Concretar una obra propia. Una. Concretarla. Anuncios, vivimos haciendo.

*) Cambiar los carteles del centro. Ah, ¿Ya los cambiamos tres veces?

*) Sacarnos unas fotos con las máquinas en el barrio San Antonio. ¿Es Junín eso?

*) Avanzar con la ciudad del bicentenario: o sea pintar dos o tres sendas peatonales, poner algunos señaladores de calles, cosas así.

*) Culpar a Alberto y Axel por algo. Estuvimos ocupados, echando culpas en casa por las tormentas.

*) Entronizar a María Victoria. Estamos en eso.

*) Crear nuevos cargos. Hay más familiares que precisan un puesto.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias