miércoles 24 de abril de 2024

LOCALES | 18 mar 2023

NOTA DE TAPA

Caminos tortuosos: la no gestión de Petrecca

Después de muchos años y varias promesas, el municipio hizo variados anuncios acerca de movilidad, contando la bicisenda o el pavimento de 100 cuadras de dudosa concreción. Para quien transita las calles de Junín bordeando los límites tradicionales, seguramente le habrán llamado la atención las colectoras, esas arterias que en su mayoría se encuentran abandonadas y de las que la actual gestión nunca se ocupó.


Por: Redacción Semanario de Junín

NOTA DE TAPA DE LA EDICIÓN IMPRESA Y DIGITAL Nº 348, DE SEMANARIO DE JUNÍN, DEL SÁBADO 11 DE MARZO DE 2023.

 Miles de vecinos bordean a diario la ciudad y le dan un incesante tránsito desde hace tiempo. Corralones, clubes, comercios e industrias cuentan con gran movimiento de camiones, vehículos, motos, empleados y clientes que precisan una solución definitiva. Mejorar las colectoras, pavimentarlas en algunos casos y construirlas desde cero donde no están, es parte de la solución. Está claro que eso solo no soluciona el problema sino que el conjunto de obras son las que permitirán mejorar y ordenar el tránsito local de los distintos barrios y dotarlos de seguridad en su cruce en las rutas nacionales.

El caso de la ruta nacional 188 es solo uno de los tramos críticos de Junín y las colectoras contribuyen a descongestionar el tránsito por la arteria principal (ver recuadro), por lo que son obras de relevancia, necesarias, y no solo en la allí, sino también en el resto que circunvala la ciudad, donde brillan por su abandono o por su ausencia.

Una de las excepciones es a lo largo de la ruta 7 donde, por cuestiones comerciales ante la gran cantidad de negocios instalados desde hace tiempo, las calles fueron una compañía rápida, aunque transitarlas –aquí el abandono- requiere mucho de pericia y bastante de arriesgado, sin tenerle el mínimo amor a la suspensión ni al tren delantero del vehículo.  

Como evidente falta de planificación, el desarrollo de estas arterias se dio según ‘la cara del cliente’, es decir, de forma desigual y en muchos sitios todavía siguen en espera. Así, el barrio Padre Respuela es uno de los privilegiados de la ciudad que cuenta con su colectora pavimentada, pero los nuevos asentamientos como los ‘Proyectar’, el Alvear, –por citar solo algunos- no saben de qué se trata la cuestión.

La colectora que acompaña a la avenida circunvalación desde ruta 7, ‘desaparece’ al llegar a calle Garibaldi, en las inmediaciones del Complejo San Felipe y vuelve a aparecer unas cuadras más adelante, hasta su encuentro con Posadas.

Y a partir de ahí, otra vez se pierde en medio de la nada. Desde allí, hacia ruta 188, directamente no existe. Es decir que se construyeron sin el más mínimo criterio de conectividad y ni siquiera la explosión de barrios que aparecieron recientemente, lograron que al menos fuera considerada su construcción.

Se puede bordear la ciudad, pasar por avenida Alvear, girar en ruta 188, intentar ingresar en avenida Libertad o continuar para ingresar por algún barrio lindero a la traza de la ruta 188 y buscar un GPS para ver ‘cómo bajar’ de la ruta para encontrar alguna calle que lo lleve a la ciudad. De uno y otro lado. Ingresar  a Junín, una peripecia, y hacerlo por colectora a los barrios ‘del otro lado’ solo para valientes, porque de ellos, el municipio se ocupa mucho menos.

¿OLVIDO O DESIDIA?

La gestión Petrecca puso en el cajón de los olvidos la construcción o el mejoramiento de las colectoras. La responsabilidad

Y si el lector es de los que vive aferrado a la ilusión, perdone seamos aguafiestas, pero obras de este tipo ni siquiera fueron mencionadas en esta última aparición pública del jefe comunal al abrir el nuevo período de sesiones ordinarias y eso que Petrecca aventuró la quimera de la construcción de cien cuadras de pavimento en la ciudad, que terminaron siendo un cuento del día de los inocentes, pero en marzo.

Hay un divorcio muy grande entre lo que el intendente dice y lo que hace. En concreto, lo único que anunció es la pavimentación de avenida La Plata y omitió contar que la obra se hará con fondos de Nación, y que podría retrasarse varios meses porque, habría sectores que todavía no cuentan con las obras previas, las que quedan bajo tierra: sumideros, cloacas, desagües pluviales y su conexión con barrio Norte. ¿Conocía esta realidad el alcalde e igual lo dijo para sumar simpatías al futuro?

En tren de anuncios y tal vez como pasó con la ribera del salado, a la que le dedicamos varias menciones en distintas ediciones (y parece llegó a sus oídos, despertó su curiosidad y prometió mejorar el lugar), tal vez sirvan estas líneas una vez más, para poner en consideración otro de los temas que requieren solución: Revalorizar las colectoras que ya existen, construirlas donde faltan, mejorarlas, dotarlas de iluminación, pavimentarlas, es decir mejorarle la vida a la gente y contribuir a la disminución de posibles incidentes.

Para un intendente acostumbrado a solucionar los temas que le reprochan en las redes, ojalá esta expresión de deseos sirva para una pronta solución y las colectoras terminen siendo una solución y no un problema como ocurre actualmente.

No obstante, y nunca como ahora y especialmente en las obras que benefician a la gente, sería una gran noticia comenzar a trabajar en lo que falta, en aquello que sirve para mejorar un poco, cada uno de nuestros días.

LA 188, DE AVENTURA A TRAVESÍA

Hace poco más de un mes, el gerente de regiones de Vialidad Nacional Patricio García destacó que un equipo técnico comenzó a trabajar en el trazado urbano de la ruta nacional 188 en su paso por Junín, obras que estaban paralizadas desde la pasada gestión de la presidencia de Macri y ahora se han reactivado en la actual conducción del ministro Katopodis y de Gustavo Arrieta al frente de Vialidad.

Con varios puntos de conflicto, esa arteria, desde la ruta provincial 65 hasta las inmediaciones del peaje de Roca, pronto tendrá varios proyectos en marcha.

Se intervendrá en las intersecciones con la rotonda de calle Alberdi, en calle Rivadavia y en toda la traza que incluye la zona del Aeródromo Junín y el acceso a la Escuela Agrícola, garantizando la seguridad vial tanto al que circula por la ruta, como a los juninenses que atraviesan la 188 hasta casi las inmediaciones del peaje a Agustín Roca.

Cuando el ‘Charo’ García la recorrió, reconoció que en la zona del cruce de la ruta nacional 188 y la provincial 65 hasta la zona del parque Industrial en Junín, hay muchos reclamos desde hace tiempo.

A partir de la insistencia del gobierno municipal y desde el bloque de concejales del Frente de Todos -que en distintas oportunidades tomaron contacto con Vialidad- se impulsó un equipo técnico para analizar la posibilidad de realizar obras en el corto plazo para mejorar la seguridad vial y otras a mediano y largo plazo para que esa zona sea tratada de manera similar a lo que se ejecutó en la ruta nacional 7, en la zona del Junín Golf Club.

Ese sector de la ciudad lindero a la 188 viene con reclamos desde 2014 y con un pedido desde el Concejo Deliberante para mejorar la señalización, desde septiembre de 2021.

Ahora, apurados tras  el incidente de un camión que atravesó de manera transversal la rotonda ubicada frente a la clínica La Pequeña Familia y cuyo conductor falleció el 27 de agosto pasado, parece que (como suele ocurrir, lamentablemente en nuestro país) las obras pronto comenzarían a tener una resolución.

Si bien desde 2014 a 2021 se hicieron trabajos de señalamiento horizontal y vertical para mejorar la seguridad vial, no han sido lo suficientemente efectivos y se precisa que además de disminuir la velocidad, se implementen varias obras complementarias que ayuden a bajar la velocidad y a mejorar  la seguridad vial no solo para los que circulan y no conocen el lugar, sino para los cientos de vecinos que habitan a lo largo de la traza.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias