martes 21 de mayo de 2024

LOCALES | 30 mar 2023

HABITAT JUNIN

Viviendo con el enemigo

Como si no alcanzara con el malestar que soportan los vecinos que adquirieron sus lotes municipales en la zona del frigorífico y ahora ven las consecuencias, el municipio planea otros disparates semejantes en materia de hábitat: uno, en Agustín Roca, al lado de la sala de chacinados y un playón de camiones; el otro, en Morse, en una zona de fumigaciones recurrentes, lindero al municipio de General Viamonte y sin los “papeles en regla” por lo que reinaría el descontrol en la materia. El concejal Petraglia brindó datos de lo que sería un nuevo desatino de la gestión.


Por: Redacción Semanario de Junín

NOTA PUBLICADA EN LA EDICION IMPRESA Y DIGITAL Nº 350 DE SEMANARIO DE JUNÍN, SÁBADO 25/03/2023

Con la desesperación de querer mostrar “algo” luego de siete años de hacer la plancha con el tema hábitat, el gobierno municipal que encabeza Pablo Petrecca está promoviendo loteos en zonas problemáticas y quienes con esfuerzo hagan sus viviendas en el lugar terminarán pagando los platos rotos.

A pesar de las reiteradas denuncias de SEMANARIO respecto a los padecimientos de los vecinos por los olores repugnantes del Barrio Mercantil y otros aledaños a los frigoríficos de calle Pastor Bauman o las consecuencias que padecen quienes lindan con predios agrícolas, donde se pulveriza de modo irracional por la presión de sectores que no quieren un cambio en la ordenanza, el municipio parece estar “metiendo el dedo en la llaga” con tal de mostrar acciones que, en realidad terminarán generando inconvenientes.

El concejal opositor Pablo Petraglia, una vez más puso al descubierto este tipo de situaciones. El edil, en un comunicado sostuvo que “para solucionar un problema, el gobierno de Petrecca genera otros peores”y advirtió que “ahora pretende afectar lotes municipales de Agustín Roca y de Morse para generar parcelas destinadas a viviendas en estas localidades”.

Lo que en principio pareciera una buena medida, merced al déficit habitacional existente en nuestra ciudad podría terminar siendo “en realidad una fuente de mucha preocupación y conflictos que podrían evitarse”, puntualizó el abogado que es además director de la Escuela de Ciencias Jurídicas y Económicas de la Unnoba.

EL CASO ROCA

En la localidad de Agustín Roca, el municipio eligió en forma desatinada lotear parcelas en el mismo predio donde funciona la Sala de Chacinados y el  estacionamiento para camiones que es parte de un convenio reciente entre la comuna con la Cámara de Transportista Unidos.

Petraglia sostuvo que “el mismo problema que tienen los vecinos de Junín que viven en la cercanía de los frigoríficos, ahora lo va a generar el propio municipio loteando al lado de un establecimiento industrial y del estacionamiento de camiones”.

Añadió que “la zonificación es rural intensiva y si un privado quisiera hacer ese loteo, seguro se lo impedirían por estas mismas observaciones”.

Vale recordar que hace poco tiempo, desde el Concejo Deliberante, el oficialismo propuso una flexibilización de las habilitaciones, motivo por el cual intervendrían privados para evaluar las temáticas ambientales que justamente el municipio incumple y no las previene a través de sendos trabajos de impacto ambiental como harían falta en estos casos.

Será el arquitecto Marcelo Balestrasse, responsable de Obras Públicas, el que estampe su firma autorizando, sin ningún tipo de respaldo técnico que lo avale y a sabiendas de que concejales “levantamanos” avalarán los disparates.

Petraglia añade otro caso “emblemático y contradictorio en el mismo expediente”, donde se pretende “un loteo en Chile y Lugones y se resalta el deterioro ambiental por la existencia del frigorífico en el sector y de la afectación a los vecinos inmediatos”.

Por eso considera que “de seguir adelante en este tema se estaría incubando, por falta de adecuada planificación, un problema ambiental para el futuro”.

CASO MORSE

Al hacer referencia al loteo que se propone llevar adelante en la localidad de Morse, sostiene el edil que “tiene dos componentes problemáticos”.

“Se pretende lotear un inmueble municipal, también  con zonificación rural intensiva, donde hay explotaciones agrícolas que fumigan para control de malezas y plagas”, motivo por el cual el lugar se sumaría a otros tantos en las distintas localidades juninenses en los que los vecinos exigen un cambio en la ordenanza de fumigaciones que llegan con el glifosato hasta las puertas de las urbanizaciones y que desde el mismo bloque deliberativo del oficialismo no atienden ya que  varios de los ediles son partícipes del agronegocio contaminante que daña la salud poblacional y la biodiversidad.

El lugar donde se loteara en Morse

A esta conflictiva situación, Petraglia le agrega que el lote de enfrente del camino “es jurisdicción de la Municipalidad de General Viamonte y por lo tanto cuenta con otra legislación, otros inspectores y más enredos burocráticos y de echarse culpas frente a eventuales problemas”.

Destacó el concejal que el solar que pretende lotear para vecinos la gestión Petrecca sería el mismo lote que hace ya más de veinte años, en tiempos en que gobernaba Abel Miguel, la entonces asesora letrada municipal “había dictaminado sobre la imposibilidad de la venta porque era una donación con cargo a la Municipalidad de Junín”.

Por este motivo, consideró el abogado que “ningún escribano luego iba a poder hacer transferencia alguna”. Reconoció que preguntó sobre esta cuestión durante la reunión de comisión del cuerpo deliberativo y se le brindó una respuesta de modo informal y “de pico”, acerca de que “no había problema que estaba todo arreglado”.

Ante este hecho, el edil sostuvo que “dado que el fin del loteo es la vivienda, exijo los antecedentes, el dictamen notarial y la documentación que acredite la posibilidad cierta de enajenación a los eventuales adjudicatarios. Sin tener claro esto, y con los informes firmados por las autoridades competentes, estaríamos frente a una maniobra en perjuicio de los beneficiarios  que nunca podrán escriturar”.

FEO OLOR

La imprevisión del Estado a la hora de establecer políticas públicas parece ser el sello petrequista. “No aprenden más” podría ser la frase que resuma la situación con una mezcla de desazón e impotencia.

SEMANARIO estuvo recorriendo hace unos meses las barriadas en los alrededores de los frigoríficos de Junín y en distintos días, para comprobar lo nauseabundo que resulta vivir en esta zona que hoy Petrecca y su equipo de funcionarios del marketing, lo muestran como un paraíso habitacional.

Sin lugar a dudas que la expectativa quedó muy lejos de la realidad. Seguramente los funcionarios que dispusieron el desarrollo del cuadrante noroeste y el loteo a pleno, luego se fueron tranquilos a sus casas céntricas o quintas y no imaginaron una situación similar a la que se vive en esos hogares, hastiados del aire contaminado y la desidia en el resto de los servicios.

Que podría esperarse de una gestión que no piensa en el otro y cuando lo hace es tratando de zafar rápido y mal de las exigencias que impone la cosa pública. Pero lamentablemente vuelven sobre lo mismo y cuando debieran resolver un problema como lo es el habitacional, terminan produciendo dos, uno de salud y otro ambiental.

Parece que se les hace imposible la empatía y entender lo que significa levantarse cada mañana oliendo bosta o ácido. Sentarse a almorzar o cenar en ese mar de aromas ingratos o incluso tener algún tipo de intimidad con tu pareja en un entorno que, sin ningún tipo de exageración, resulta inexplicable, a la hora de evaluar una gestión que justamente no explica ni sabe explicar nada.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias