martes 25 de junio de 2024

LOCALES | 21 may 2023

crimen DE MARCELO TORRES

Verón y Arrieta, a prisión perpetua

Los 12 integrantes del jurado popular encontraron culpable de homicidio agravado por alevosía a Gustavo Fabián Arrieta y culpable, de homicidio agravado por alevosía y el vínculo a Vilma Verón. Fue la tercera vez que la justicia utilizó este recurso en los Tribunales de Junín.


Marcelo Torres encontró la muerte tras ser engañado por su ex pareja Vilma Verón en el parque Ecológico, frente al Aeródromo de Junín. Murió desangrado por la herida de arma blanca que Arrieta le asestó en el cuello seccionándole la yugular. Seis hombres y seis mujeres encontraron a los dos acusados que estaban en el banquillo, culpables. A Vilma Verón de homicidio agravado por el vínculo, en tanto que a Gustavo Arrieta agravado por alevosía.

La sala del sexto piso del Palacio de Tribunales vivió tres días intensos. Con presencia policial y de curiosos y estudiantes de abogacía como pocas veces se vio. Mucha expectativa. Cada una de las jornadas -miércoles, jueves y viernes- tuvo sus butacas ocupadas, por momentos a pleno. Finalmente,  al final de la noche de viernes, después de una hora quince minutos de debate, los integrantes del jurado tomaron una decisión.

Las pruebas colectadas, las pesquisas, la suma de pruebas, el análisis de cámaras de seguridad, el estudio de las llamadas telefónicas, los rastrillajes intentando dar con el arma homicida, las llaves del auto de Torres, su teléfono celular y numerosas pruebas fueron escuchadas por los doce integrantes del jurado popular -integrado por 12 habitantes de la ciudad y 12 suplentes que también estuvieron ante alguna ausencia de un miembro titular-  y dictaminaron su veredicto inapelable.

Tras 75 minutos de debate, el jurado popular dictó este viernes por la noche su veredicto en el marco del juicio oral ventilado en tribunales por el homicidio de Marcelo Torres. Fueron dos veredictos, uno para Vilma Verón y otro para Gustavo Damián Arrieta. Arrieta fue encontrado culpable de Homicidio agravado por alevosía, mientras que Vilma Verón fue declarada responsable por Homicidio agravado por alevosía y por el vinculo. Ambos fueron condenados a Prisión Perpetua.

Al escuchar el veredicto, los familiares y amigos de Marcelo Torres, con sus remeras blancas y al frente impreso el rostro del hombre asesinado el 27 de octubre de 2020, Marcelo Alejandro Torres, se abrazaron entre lágrimas, con el consuelo que 12 ciudadanos hicieron justicia.

Marcelo Torres (34) la víctima

Los investigadores, al mando del fiscal Sergio Terrón, no tardaron en identificar a la víctima, que tenía encima sus documentos y su celular. Marcelo Torres, albañil de 34 años, llevaba muerto pocas horas cuando fue encontrado. También tenía en el bolsillo trasero del jean su billetera con dinero, por lo que rápidamente se descartó el robo. A partir de allí comenzó un trabajo pericial para reconstruir las horas previas al crimen.

Aquel 27 de octubre Torres salió de la casa que compartía con su padre y pasó a buscar a una mujer y de ahí fueron directo al parque. Pero, además, en la revisión de imágenes se pudo observar que minutos antes de la llegada de la víctima entró a la zona una moto sospechosa manejada por un hombre.

La moto se fue instantes después de la hora de la muerte de Torres, pero esta vez había dos personas arriba. Además del conductor estaba la mujer que había pasado a buscar la víctima.

Gracias a una pericia clave, como la del teléfono de la víctima, surgió la información de que Torres había coordinado un encuentro para tener sexo dentro del auto con su ex pareja, de quien se había separado hacía dos años, pero mantenían el contacto. Cuando Terrón el fiscal investigó el pasado reciente de ambos, empezó a develarse el crimen.

Ante la evidencia tecnológica, el fiscal ordenó la detención de la mujer. Cuando fueron a buscarla se encontraron que en la casa de la acusada también estaba la moto que se veía en la filmación y el hombre que la manejaba: el reciente novio de la joven. Ambos quedaron detenidos. En la casa se encontraron también las llaves del auto de la víctima. El arma homicida –un cuchillo de cocina– fue hallada en un rastrillaje cerca de la zona donde ocurrió el crimen.

Los chats, mientras tanto, contaron la historia: al mismo tiempo que chateaba con su ex, V.R. le contaba a su actual pareja las coordenadas y la hora en la que estarían en el parque para que pudiera supuestamente sorprenderlos y matar a Torres. Incluso, cuando la mujer estaba arriba del auto de quien sería la víctima, camino al parque desde su celular le mandó un SMS a G.H. que decía “Yendo amor, en el lugar que arreglamos”. El homicidio, según la acusación del fiscal, estaba en marcha. Todo planeado.

El crimen planificado, la emboscada y el asesinato de Torres tuvo su cierre con el veredicto del juicio por jurados que encontró a ambos culpables y condenados a prisión perpetua.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias