martes 25 de junio de 2024

LOCALES | 26 may 2023

RENDICION DE CUENTAS FALLIDAS

El "dibu" de Petrecca: Cuentas poco claras

La municipalidad dispuso de más de 6.000 millones de pesos para gastar el año pasado, pero buena parte de ese presupuesto no se utilizó a pesar de que en el distrito hay grandes carencias. Los “plazos fijos” de los que habla Petrecca no aparecen, pero sí las necesidades con funcionarios que esquivan las preguntas, tanto como el trabajo.


Por: Redacción Semanario de Junín

Este miércoles pasado se reunió la comisión de Presupuesto y Hacienda del Concejo Deliberante y entre los temas a desarrollar estuvo el pedido realizado por el concejal de la oposición Pablo Petraglia, para zanjar dudas respecto a las irregularidades que presenta la rendición de cuentas del año 2022 de la municipalidad de Junín.

Si bien el edil meonista había solicitado al presidente de la comisión, Javier Prandi, la presencia de un total de 11 funcionarios de la gestión de Pablo Petrecca, solamente asistieron a la reunión dos de ellos: la secretaria de Hacienda, Lorena Linguido, y el contador municipal, Mauro Jacobs.

Según fuentes a las que accedió SEMANARIO, el encuentro se llevó a cabo en un ambiente de camaradería en el cual los funcionarios, junto a una decena de concejales de ambos bloques, trataron de contestar las preguntas de los mismos, aunque las respuestas resultaron satisfactorias en los conceptos técnicos, quedando pendientes el envío de otros informes para saldar otros variados interrogantes que no pudieron contestar.

Sin embargo, la “faceta técnica” no pudo superar las cuestiones referidas a la política, lo que deja al descubierto la desidia que promueve la gestión Petrecca, por la cual se terminan dilapidando millones de pesos por obras que estaban programadas y no fueron efectivamente realizadas.

EL “DIBU” PETRECCA

Petraglia, en su informe de ocho páginas, había pedido, además, las citaciones del encargado de licencias de conducir, el secretario de Salud, el responsable de zoonosis y salubridad, el de Abordaje territorial, al del área de Fortalecimiento Familiar y Derechos Humanos, al encargado de la mantención de caminos viales, al del Arbolado público, al de la subsecretaría de Turismo y al de la Dirección de Cultura, todos y cada uno de ellos implicados en la supuesta subejecución de las partidas asignadas para gastos.

Algunos presentaron un escrito que entregaron al contador municipal, pero no asistieron a la reunión.

Lo insólito es que todos ellos forman parte del grupo de displicentes funcionarios que ni siquiera fueron capaces de llevar adelante el llenado de la planilla (como muestran los gráficos) para mostrar cuánto ejecutaron de las metas programadas en el año, ya que respondieron en cero, dando a entender con dicha actitud, que el resumen de gastos municipales termina siendo un “dibujo para cumplir”, a la espera de que a nadie se le ocurra mirarlo en detalle. Hasta que alguien lo hace.

Sin embargo, hay algo peor y es que estas acciones se dan de narices con la “ética” que suele declamar el intendente municipal respecto a su gobierno y más cuando lo que se maneja es el dinero que corresponde a todos los juninenses.

Y en este sentido se trata de un presupuesto para nada nimio, ya que los recursos percibidos por el municipio con el aporte de todos y cada uno de los vecinos fue -el año pasado- de 3.000 millones de pesos, en tanto que el gobierno provincial sumó a las arcas municipales otros 3.000 millones, más otro aporte de 150 millones del gobierno nacional que hacen una suma de 6.200 millones disponibles, algo que contrasta con el discurso que sostiene Petrecca de que “no hay plata”, ante el frecuente reclamo de funcionarios, trabajadores municipales o dirigentes vecinales.

¡SI HAY PLATA, ¿NO SE GASTA?

Un hecho curioso y que no pudo ser explicado es porqué motivo al final del ejercicio pasado “sobraron” 77 millones de pesos correspondientes a la Tasa complementaria de Seguridad Policial, mientras la policía dice carecer de patrullas necesarias por no tener presupuesto para arreglarlas o la negativa a colocar más cámaras en los barrios necesitados de seguridad o, no aportar más personal al centro de monitoreo entre otros ejemplos relacionados con el área.

Que sobre dinero presupuestado para distintos espacios municipales al finalizar el período, habiendo carencias no solucionadas en esas mismas áreas, es un común denominador de esta gestión municipal, en la cual el intendente muchas veces se ha referido a “plazos fijos”, cuya ubicación, monto y características los funcionarios de Hacienda no supieron responder, al menos delante de los concejales.

¿UN GOBIERNO POPULISTA?

Otro de los tantos datos escandalosos a los que se había referido Petraglia está relacionado con lo que se entiende vulgarmente como “ayuda a familias”.

En ese ítem la comuna había presupuestado la suma de $ 53.124.715,19 como transferencia a “unidades familiares”, pero a diferencia de lo que pasó en áreas donde se gastó menos, acá el gasto se acrecentó en un 240% llegando a un monto final de $ 185.504.805,85.

O sea, más de 130 millones de diferencia que sólo podrían explicarse por un desbarajuste impresionante en la economía doméstica de la ciudad o la fuerte práctica del populismo por parte de un gobierno que precisamente lo rechaza, al menos en sus discursos.

Sin dudas que las respuestas técnicas no alcanzaron cuando es la política la que debe explicar el porqué no se utilizan de modo eficiente los recursos municipales, algo que se le ha achacado al petrequismo desde su llegada al poder.

Por otra parte, nadie desconoce que la inflación sostenida desde 2016 a la fecha genera una pérdida constante de la capacidad de compra en pesos y la ineficiencia manifiesta ante la llegada de fondos para finalizar en su momento obras públicas de envergadura, terminó ocasionando no sólo mayores gastos, sino además atrasos que perduran desde hace más de siete años.

Administrar bien los fondos de todos debiera ser un fuerte interés por parte de los ciudadanos al elegir a sus representantes, más cuando los organismos de contralor al menos en la política, parecen tener la eficacia de un colador para retener el agua.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias