lunes 15 de julio de 2024

LOCALES | 3 jun 2023

ARCHIVO

“Junín en el recuerdo”: Entre el olvido y la esperanza

Un espacio muy visitado en las redes sociales evoca los tiempos pasados de una ciudad que supo cultivar el esplendor y que según su creador, Diego Abdala, “hoy aparece apagada y desmotivada”.


Por: Redacción Semanario de Junín

Dicen que los pueblos que olvidan su pasado están condenados a su extinción social, cultural y patrimonial. Así lo dio a entender uno de los padres de nuestra Patria, el ex Presidente Nicolás Avellaneda, quien hace muchas décadas atrás, expresaba que “aquellos pueblos que olvidan sus tradiciones pierden la conciencia de sus destinos; pero los que se apoyan sobre sus tumbas gloriosas, son los que mejores preparan sus porvenires”.

Quizás Junín -como muchas otras ciudades- no esté exenta a este dicho, donde entre el olvido y la esperanza, varios grupos y páginas de los recuerdos, tratan de mantener viva la historia pasada de una ciudad que fuera de avanzada y de progreso en lo industrial, en lo turístico y en lo cultural en el pasado y que hoy brilla por su ausencia. 

Bar Los Mandarines

Así podría describirse el grupo de Facebook, "Junín en el Recuerdo", creado hace cinco años por el Dr. Diego Abdala, que no sólo es médico gastroenterólogo sino también investigador de varios hechos históricos del pasado relacionados a nuestra ciudad.

Un grupo que no solo cumplió la expectativa de muchos juninenses, debido a la particularidad que posee en cuanto a su estilo y forma de presentar, agrupar y mostrar, decenas de hechos y personajes relacionados a nuestro pasado histórico.

En diálogo con Abdala, el gestor de la página de recuerdos destaca “la profunda investigación sobre el origen del nacimiento de María Eva Duarte en Junín”, que le sirvió como base para poder reunir todo el pasado histórico de la ciudad en un grupo de Facebook público y abierto, y donde “se respetan desde ya, las opiniones y críticas siempre desde lo constructivo”.

Afirma que al principio pensó que “el grupo no tendría un éxito masivo como el esperado ya que existían desde hacia tiempo atrás, 4 o 5 grupos o paginas mas sobre la historia de Junín”.

Bar Rex

Añade que “me sorprendió el nivel de adhesión” y destacó que “trato siempre de mantener un nivel en cuanto a los textos y calidad de imágenes, pues creo que es la única manera de que la gente no se aburra y disfrute de las mismas, también trato de buscar esa mística en la cual los seguidores se transporten y se compenetren en las fotos o imágenes de esas épocas como si estuvieran insertados dentro de las mismas e imaginen estar parados sobre las calles de tierra a principios del siglo XX, mirando por ejemplo hacia la Plaza 25 de Mayo o a la Municipalidad. O sobre la calle Mendoza, el Salón Víctor Hugo, el Banco Nación (demolido) o el Club Social”.

Sostiene que “en relación a los personajes que fueron juninenses o pasaron por Junín, solo se trata de mostrar los hechos históricos aportados por ellos a nuestra ciudad, más allá de sus pensamientos o ideologías”.

-¿Qué te genera en lo personal haber creado un grupo con miles de personas disfrutando de Junín y su historia?

-En primer lugar, me deja una muy profunda nostalgia de un Junín que ya se fue, al ver a amigos, personas conocidas y seres queridos que ya no están entre nosotros. También que una gran satisfacción personal sabiendo que es de uso de interés general para el público no solo de Junín, sino del país y el mundo, que aprenden un poco más del pasado histórico de nuestra ciudad, un pasado rico en patrimonios edilicios con bellísimas arquitecturas y que muchas ya no existen. En personajes y en hechos históricos. Además  me produce una enorme e inmensa felicidad personal ya que me sirve no solo para interactuar con decenas de personas en Junín y en el mundo; sino también para entablar una gran amistad con ellas.

-¿Cómo relacionás el Junín de antaño con el de hoy?

-Siento que hoy Junín no me motiva ni me atrae como cuando niño y adolescente. Para mí, es una sensación de gran tristeza ya que no es la ciudad que yo sentí, viví y disfruté. Ha perdido muchísima mística sobre lugares emblemáticos y donde casi la mayoría de los juninenses pasábamos gran parte de nuestro tiempo, en los momentos de esparcimiento y recreación. Fueron sitios que formaron parte de nuestras vidas, como la confitería 9 de Julio, los juegos de pools y billar en el Circulo Italiano, los eventos árabes en la Sociedad Siria, las discos de moda, los cines a la noche o la matinée. La (pizzería) Ribas, las pistas de bowlings, las esquinas céntricas de encuentros, la laguna de Gómez, los recordados “asaltos”, los campeonatos interclubes de natación, etc. Como también hemos perdidos míticos personajes que formaban parte de la postal juninense, como: Pancho Melatini y “la Pepa”, entre otros.

Pizzería Ribas

-¿Qué otras cosas se llevó el tiempo?

-Junín ha crecido en cantidad, pero no en calidad. Su población se expandió en cárceles y en sus zonas periféricas en lo territorial; pero declinó parte de su historia y patrimonio al padecer el abandono o la desidia urbanística, patrimonial y cultural desde los fines de los años ‘70 con la demolición del hermosísimo edificio del Banco Nación hasta nuestros días, se trató de un autentico genocidio patrimonial imperdonable cometido en la última dictadura.

Confitería 9 de Julio

El desarme progresivo sobre el atractivo que tenía el Balneario (el tobogán, el trencito de José, el catamarán, la pileta olímpica, el espigón, los deportes acuáticos, las carreras de moto, los paradores, la calesita, el autódromo, y otros. Hoy vas y no tenés nada, no tiene gusto a nada.       

Alcancé a ver a un Junín pujante, de avanzada y de progreso. Una ciudad de calidad y excelencia en lo social, cultural y turístico; y hoy veo una ciudad apagada, con falta de motivación en torno a la recuperación de los pocos sitios emblemáticos que perduran como: la Casa Couget, que está a la venta con el riesgo de demolición, el cine San Carlos como un fiel testigo de la desidia urbanística de los distintos gobiernos municipales que pasaron y el hermoso frente del Salón Víctor Hugo, hoy totalmente abandonado. Es muy triste ver a un Junín que ya no volverá desde ya, pero no pierdo la esperanza que algún día se pueda revertir.

Cine Crystal Palace

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias