martes 21 de mayo de 2024

BONAERENSES | 16 ago 2023

PISCICULTURA

Científicos bonaerenses modificarán genéticamente al pejerrey para hacerlo más grande para su cría

Buscan modificar genéticamente al pejerrey para mejorar sus condiciones para la producción acuícola.


Científicos del Instituto Tecnológico de Chascomús (INTECH – Conicet La Plata – UNSAM) recibieron un subsidio de los PICT START UP del Ministerio de Ciencia y Tecnología para avanzar con el proyecto titulado "Mejoramiento del crecimiento en el pejerrey utilizando edición y monitoreo genómico". Buscan modificar genéticamente al pejerrey para mejorar sus condiciones para la producción acuícola.

Los investigadores Juan Ignacio Fernandino y Andrés Alonso tienen entre sus objetivos editar los genomas de esta especie emblemática de la provincia de Buenos Aires para mejorar su tasa de crecimiento, en el marco de emprendimientos de piscicultura.

Los PICT START UP buscan promover la transformación de los conocimientos y habilidades acumuladas por un grupo de investigación, en nuevas competencias tecnológicas aplicables en el mercado de productos, procesos o servicios, para los cuales exista una demanda social o un mercado comprobable.

La edición y monitoreo genómico son las herramientas más novedosas para mejorar la producción acuícula en el mediano plazo. "En el contexto actual, el país cuenta con los recursos humanos de alta calidad y las características particulares de las especies autóctonas, como el pejerrey, para generar una producción en la región templada del país", señala el trabajo.

Además de la edición de genomas, un aspecto crucial en un buen manejo acuícola es el monitoreo genómico de las líneas parentales de peces, con la finalidad de optimizar el cruzamiento, el flujo genético y la estructura de los lotes reproductivos.

Se ha observado que el entrecruzamiento entre animales con poca distancia genética, es decir, con endocría, provoca numerosos problemas en el crecimiento e inmunológicos. Hasta el momento en el país solo se han realizados cruzas seleccionando fenotipos deseables, sin la complementación con estudios genómicos, haciendo que hasta el momento no se conozcan con certeza el acervo genético de los stock utilizados.

Tres objetivos principales:

Edición de genomas: Mediante la técnica de edición de las tijeras genéticas CRISPR/cas9 (clusters of regularly interespaced short palindromic repeats/endonucleasa Cas9) se generará la interrupción del gen blanco a editar, para la búsqueda de un aumento de la tasa en el crecimiento.

Los científicos explicaron que ya hay numerosos ejemplos de peces editados genéticamente que ya están en el mercado mundial, como tilapias, lenguado, salmón del Atlántico, carpas, besugo rojo y pez globo.

Monitoreo genómico: Se realizará un análisis de un RAD-seq (Restriction site-associated DNA sequencing) de líneas parentales para establecer el manejo reproductivo de la especie. Anteriormente se utilizaban marcadores genómicos, como mapeos de QTL (quantitative trait locus), con la desventaja que solo se selecciona por un número pequeño de diferencias.

Con la nueva técnica de RAD-seq, la selección de diferencias genómicas se multiplica por varios miles, ya que utiliza la presencia de SNPs (Single nucleotide polymorphisms), haciéndolo muchísimo más sensible y preciso.

Sexado genómico: mediante la técnica de PCR (Polymerase chain reaction) se realiza un sexado molecular para la determinación del sexo genómico de las líneas parentales para el correcto manejo reproductivo.

La seguridad alimentaria es un desafío mundial importante y en aumento, asociado con una demanda en rápido crecimiento de proteínas animales de alta calidad. La competencia por el uso de la tierra presentará una seria limitación al alcance de los aumentos en la producción de cultivos y animales terrestres.

Por lo tanto, es probable que la acuacultura tenga un papel cada vez más importante para satisfacer esta creciente demanda de alimentos y nutrición. La producción de pescado a través de la acuacultura ahora es aproximadamente igual a la captura de la producción pesquera por primera vez en la historia.

Para los rasgos relacionados con el crecimiento, varios grupos han editado el gen de la miostatina (famoso por su papel en el ganado de doble musculatura, como el azul belga), lo que resulta en peces más grandes. Hasta la fecha, esto se ha realizado en bagre de canal y carpa común. Ahora, científicos de Chascomús buscan modificar genéticamente al pejerrey.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias