lunes 22 de abril de 2024

NACIONALES | 19 feb 2024

TENSIÓN CON LOS GREMIOS

El Gobierno desregula las obras sociales de los sindicatos

Está lista la reglamentación del DNU 70/23 para implementar los cambios en el sistema de obras sociales que abarca un universo de 14 millones de trabajadores. La decisión agita la tensión con los gremios.


El vocero Manuel Adorni informó este lunes que en las próximas horas se conocerá la reglamentación del DNU 70/23 que apunta a que cada trabajador derive sus aportes a la obra social que elija al ser contratado. La desregulación de las obras sociales había sido frenada por la justicia, junto al resto del capítulo laboral del decretazo, a través de diversas cautelares solicitadas por la CGT.

Adorni dijo que la intención es dar "mucha más libertad" y adelantó que "el ministerio de Salud va a dar todas las explicaciones". Adelantó que los trabajadores van a poder una vez por año cambiar de obra social o prepaga.Tras el fracaso de la Ley Ómnibus, el Gobierno busca reglamentar el decreto que avanza sobre la desregulación de las obras sociales de los sindicatos y que se oficializaría en las próximas horas a través del Boletín Oficial.

El objetivo de esta normativa, de acuerdo con lo que trascendió del texto, es darles “libertad de elección a los beneficiarios” e impulsar la “libre competencia entre obras sociales y prepagas”. De este modo, los trabajadores podrán elegir libremente entre las obras sociales o cualquier prepaga, sin tener que permanecer un año en la obra social de cada actividad al ingresar a un nuevo empleo en relación de dependencia.

Además, avanza con la eliminación de la intermediación cuando el beneficiario realiza la derivación de aportes y también indica que las empresas de medicina prepaga estarán obligadas a aportar al Fondo Solidario de Redistribución por el total de la cuota que reciben.

La Superintendencia de Servicios de Salud (SSS) es el organismo del Estado que liderará este proceso de cambio que impactará en más de 14 millones de trabajadores que abarcan a los que están en relación de dependencia en el sector público y privado, los sindicalizados, los monotributistas, las empleadas domésticas y los más de 5 millones de personas que pertenecen al llamado sistema general.

El resto de los argentinos que están dentro del sistema de salud privado seguirán recibiendo sus prestaciones de salud de acuerdo a los contratos privados vigentes entre las prepagas y los beneficiarios.

La desregulación de las obras sociales introducirá los siguientes cinco cambios sustanciales para el sector de la Salud:

•Los beneficiarios podrán elegir libremente entre obras sociales y prepagas.

•Los beneficiarios ya no deberán permanecer obligatoriamente un año en la obra social de su actividad al ingresar a un nuevo empleo.

•Los beneficiarios podrán elegir una obra social o prepaga -que se registre para tal fin- al comenzar un nuevo empleo, sin ningún tipo de intermediación.

•Los beneficiarios podrán ejercer el derecho de libre elección una vez al año, en cualquier momento desde el inicio de la relación laboral.

•Las empresas de medicina prepaga se encuentran obligadas a aportar al Fondo Solidario de Redistribución por el total de la cuota que reciben (aproximadamente un 20%).

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias