martes 21 de mayo de 2024

LOCALES | 14 may 2024

EL 'NO PARO' Y LA FALTA DE EMPATÍA

El Trabajo y los caníbales

Sin medias tintas, se llevan puesta la dignidad de aquellos que deberán hacer frente al fantasma del desempleo en un marco de ajuste en el cual no se sabe cuándo ni cómo habrá una recuperación.


Por: Redacción Semanario de Junín

El paro llevado a cabo por las organizaciones sindicales el pasado jueves generó debates entre las distintas posturas partidarias que van más allá de las características de la medida de fuerza y sus protagonistas, ya que debe centrarse –y no se hace- en un nudo esencial y que resulta de las medidas tomadas por el gobierno nacional que buscan avasallar derechos no sólo establecidos en la Constitución Nacional, sino que se consolidaron como patrimonio de la humanidad.

En diciembre pasado, se cumplieron 75 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos por parte de la Organización de Naciones Unidas, una entidad suficientemente reconocida como para no poner en tela de juicio su mirada y trascendencia política.

Precisamente el artículo 23 de dicha presentación se refiere al DERECHO AL TRABAJO, indicando que: “Toda persona tiene derecho al trabajo en condiciones justas y favorables, y a escoger libremente su empleo y percibir un salario que le permita vivir y mantener a su familia. Todos tenemos derecho a igual salario por trabajo igual”.

El Gobierno Nacional, desde su llegada al poder y en complicidad con otras fuerzas políticas no ha hecho más que avasallar dicho derecho, con medidas que promueven ajustes que no solamente dejan sin empleo a los trabajadores de la administración pública, sino que a partir de la recesión puesta en marcha está provocando una masiva caída del empleo por el cierre de comercios, pymes, industrias y el achicamiento de los planteles de las grandes corporaciones, en medio de un experimento del que no se conoce el resultado, pero sin dudas no contempla al común de las personas.

Medidas que promueven ajustes que dejan sin empleo, no solo a los trabajadores de la administración pública, sino que a partir de la recesión está provocando una masiva caída del empleo por el cierre de comercios, pymes, industrias y el achicamiento de los planteles de las grandes corporaciones

Sin medias tintas, se llevan puesta la dignidad de aquellos que deberán hacer frente al fantasma del desempleo en un marco de ajuste en el cual no se sabe cuándo ni cómo habrá una recuperación.

De esta manera, cabe esperar un futuro inmediato plagado de dificultades, con un Presidente y sus seguidores que encolumnados detrás de la frase del “Yo no paro”, muestran su falta de empatía por quienes no tienen empleo o están a punto de perderlo, convirtiéndose entonces en el peor de los monstruos: el caníbal.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias