martes 25 de junio de 2024

LOCALES | 8 jun 2024

La ciudad partida

El tránsito local, a la buena de Dios

En Junín, el caos del tránsito ha tenido en el último tiempo ribetes sorprendentes, y varios trágicos. Patrullas policiales chocaron contra motos, ambulancias con autos y motos contra motos. Se maneja mal, se incumple la ley y el municipio ayuda poco y nada.


Por: Semanario de Junín

NOTA DE TAPA PUBLICADA EN LA EDICIÓN IMPRESA Y DIGITAL Nº 412 CORRESPONDE A LA SEMANA DEL 1 AL 7 DE JUNIO DE 2024

En 2011, el por entonces director del Hospital Abraham Piñeyro, Claudio Ricasoli, contaba que en Junín los siniestros de tránsito habían aumentado fuertemente desde que la ciudad dejó de tener transporte público. Según datos oficiales del Servicio de Emergencia local, se producían entonces entre 5 y 7 choques diarios provocados por motos y autos, y el 70% por menores de edad que no llevaban casco al momento del hecho.

Esta ‘enfermedad’ que más gente mata en menores de 35 años no ha cambiado demasiado pese a que ahora en Junín hay transporte público, pero también muchas más motos, y más autos.

Es verdad esa frase de la asociación civil “Luchemos por la Vida” que expresa que “al tránsito lo hacemos entre todos”, porque en la calle todos tenemos nuestra cuota de responsabilidad. Y lo que puede observarse es que en Junín se maneja mal, se incumplen las normas, no se respeta ni a los peatones ni a los vehículos de menor porte o los de seguridad o emergencias, faltan controles y el resultado de ese combo no puede ser otro que los siniestros y alguna fatalidad.

Producto de lo antes citado, la semana pasada se produjo un choque entre una ambulancia y una pick up en pleno centro de la ciudad. La unidad sanitaria concurría a asistir a heridos por una colisión entre motos a pocas cuadras del lugar, pero nunca pudo llegar porque en su camino, apareció un conductor que avanzó, desatendiendo la prioridad de paso de la unidad del SAME que, al chocar, terminó dando vuelta a la pick up, cuyo conductor tuvo que ser ayudado a salir, con golpes leves en uno de sus brazos.

Este es otro capítulo de la larga lista de infracciones e ignorancias de algunos conductores que se registran a diario en Junín. Una ambulancia, el camión de bomberos o las patrullas de policía, en servicio y con sus luces y sirenas encendidas, tienen prioridad, y no hay semáforo ni prioridad que valga para los demás. Ellos deben pasar, porque para eso son vehículos de emergencia. Una regla básica que, además de figurar en los manuales de aprendizaje de cursos viales y de obtención del registro de conducir, parece que algunos olvidan a la hora de subirse a un vehículo y transitar las calles.

Pero en este universo de caos callejero hay otro actor protagónico que ha demostrado estar lejos de la eficiencia. El tránsito está enmarcado en el texto de la Ordenanza 6029 que data del año 2011, que refiere a las normas para su ordenamiento y contiene todas las modificaciones introducidas hasta incluso 2017 y su brazo ejecutor, huelga decirlo, es el municipio.Sin embargo, en una ciudad donde los controles municipales apuntan a secuestrar motitos a desprevenidos laburantes que dejaron los papeles en sus casas, lo único que se puede esperar en las calles es bronca y accidentes.

El caos existente en las calles pone nuevamente al desnudo la ineficacia de los funcionarios comunales que no han podido “dar pie con bola”, después que llegaran a la intendencia diciendo ser especialistas en la materia.

PEATONES, LOS ÚLTIMOS CONVIDADOS

Otro ejemplo de la ley del más fuerte en las calles, lo sufren los peatones. Es imposible cruzar una arteria, cualquiera sea y sin importar que un semáforo lo habilite. En Junín, el peatón debe resignar su prioridad a los autos y las motos. Es el reino del revés. Es la ley del más guapo, el más fuerte, que pasan como trenes con vía libre.

Las sendas peatonales (donde existen, porque la promesa de Petrecca se redujo a unas pocas cuadras del centro y establecimientos escolares y otras empezaron a despintarse) son un lindo dibujito en el pavimento que algunos se preguntan dónde están.

Los semáforos en algunos lugares están de adorno, porque hay conductores que no saben para qué están ni que representan el verde, amarillo y mucho menos el rojo. Y pasan sin importar el color que les toque en suerte o en desgracia.

Desde las cebras de Petrecca y las ausencias de campañas serias y sostenidas de educación vial a los reductores y las obras que no están

La licencia de conducir tendría que dejar de ser un mero trámite para convertirse en una exigencia de responsabilidad. La asociación civil Luchemos por la Vida aseguró que el 90% de los conductores no otorga la prioridad al peatón.

"Los usuarios más vulnerables del tránsito se encuentran desprotegidos", señalan. Por eso la legislación argentina establece que los vehículos deben darles prioridad a los peatones que cruzan correctamente la calzada por las esquinas o sendas peatonales y con el semáforo a su favor, donde los hay. Con esto solamente se aumentaría notablemente la seguridad vial.

Pero esperar milagros diarios no puede ser la solución. En otras partes del mundo el peatón siempre tiene prioridad. Cruzar no es sinónimo de tensión física y psíquica para una persona ciega, sorda, en silla de ruedas o con bastón. Se desenvuelven normalmente y no necesitan que un policía los acompañe o un ciudadano les indique que es seguro pasar. Alguna vez las cosas deberían cambiar, la conciencia social aumentar y de esa forma dejar de esperar que Dios les dé la mano a los peatones para cruzar.

PATRULLAS DESBOCADAS

No hace mucho se dio una seguidilla de siniestros entre patrullas policiales y motocicletas, en algunos casos con la acusación que los móviles policiales venían sin sirena ni luces encendidas, y por eso nunca fueron advertidos.

De todo lo expuesto, queda claro que, si bien hay en algunos puntos de la ciudad, carencia de infraestructura, lo central es la conducta desaprensiva de los conductores, y para atenuar ello, (otra carencia) no existen campañas viales sostenidas en la ciudad.

En lo que va del año se registraron un promedio de 80 accidentes viales, por debajo de la media que históricamente se ubica en los 120

Alguno recordará la graciosa presentación petrequista de un par de personas disfrazadas de cebras, para resaltar la importancia de utilizar las sendas peatonales, y un par de spots en las radios locales: Esa fue la avanzada de la campaña vial en 2015 del petrequismo que prometía cambiar el tránsito en la ciudad, y que quedó renga. Pese a los organismos creados y que trabajan en la cuestión, suena a demasiado poco, para una estadística que está lejos de ser la ideal.

OCHENTA ES MENOS QUE 120, PERO IGUAL ES UN MONTÓN

La semana pasada se llevó a cabo un nuevo encuentro de trabajo del Foro Municipal de Seguridad Vial donde se trataron distintas cuestiones vinculadas al ordenamiento del tránsito, como el estudio para solicitar la instalación de semáforos en Av. Circunvalación, la modificación de sentido de calles, el funcionamiento de las escuelas de manejo y los controles permanentes para la utilización del casco.

Los participantes destacaron que en lo que va del año se registra un promedio de 80 accidentes viales, por debajo de la media que históricamente se ubica en los 120, aunque coincidieron en la necesidad de profundizar los trabajos y acciones de concientización para bajar aún más la cifra de siniestros. "Vamos a continuar con la tarea de concientizar y cuidar la vida de los juninenses", aseguró Mario Olmedo, subsecretario de Control Ciudadano del Municipio.

A propósito del encuentro, Olmedo, manifestó: “Llevamos a cabo una nueva reunión del Foro de Seguridad Vial con la participación de muchos integrantes del mismo, con quienes analizamos, como siempre, distintas problemáticas que hacen al tránsito en la ciudad para ver cómo se puede mejorar”.

En el encuentro, los funcionarios abordaron las distintas reformas realizadas por pedidos que se dieron en el marco de este foro, como la colocación de semáforos en la intersección de Av. La Plata y Alvear en la que se está trabajando actualmente, al igual que en la modificación de algún tramo de sentido en calle Arias que se está tratando, además de insistir con los controles en la utilización del casco en los motociclistas.

Infraestructura deficiente, controles insuficientes y mal orientados, conductores desaprensivos y sin cumplimiento de leyes ni respeto a los demás

INFRAESTRUCTURA DEFICIENTE

Respecto de la infraestructura vial, una de las carencias de Junín (y que han contribuido a los siniestros en avenida de Circunvalación) es el desastroso estado y/o carencia de colectoras en la ciudad. Porque es cierto que están detonadas en un amplio tramo de la ruta nacional N° 7, pero también es cierto que de Posadas a ruta 188, directamente ni existen y si existieran, tal vez, hubieran evitado el fallecimiento de Natalia Carrizo, que murió atropelladapor un camión cuando transitaba por circunvalación en bicicleta en medio de la noche, a la altura de calle Matheu.

Semáforos con falta de sincronización, sendas peatonales despintadas, quejas de los pobladores aledaños a los caminos rurales, donde no hay cartelería de ningún tipo y tampoco se conocen las velocidades máximas en las que se debe manejar, etc. etc. Un verdadero “farwest” de la movilidad a tan sólo minutos de la ciudad.

Este cúmulo de acciones pendientes sigue en espera, a pesar de que la descripción en la página web del municipio reza que “en la Secretaría de Planeamiento, Movilidad y Obras Públicas trabajamos para contribuir a una mayor calidad de vida de la población mediante el mejoramiento de la infraestructura pública de la ciudad y el partido”.

REDUCTORES ¿QUÉ REDUCTORES?

Curioso el caso de los reductores de velocidad. Pese a que el municipio aseguró serían una parte importante para evitar colisiones en esquinas conflictivas, han ido ‘desapareciendo’ de numerosas arterias.

Dañados, vandalizados, gastados, muchos no fueron repuestos. Chile y Francia, General Arenales y Mayor López, avenida Pastor Bauman, avenida Ramón Fernández y Salem,son solo algunos de los sitios donde puede verse la desidia comunal en la materia.

La Directora de Movilidad del Municipio, Natalia Troncoso, que aparecía dando clases y ejemplos de las ‘intervenciones’ para mejorar el tránsito en la ciudad, ‘desapareció’ pese a que hay mucho por hablar y por hacer en la ciudad. Respecto de los moderadores sostuvo que ‘habían comenzado con la instalación de reductores, en esquinas ‘conflictivas’ y luego en los establecimientos escolares. Lo que no explicó es que fue que pasó con el plan, que no avanzó y por qué, los que empezaron a romperse, siguen desde hace meses, desflecados, ausentes.

El caos en las calles de Junín muestra la ineficacia de los funcionarios comunales que no han podido “dar pie con bola”

CÁMARAS Y FOTOMULTAS

Funcionan desde hace un tiempo en Junín las cámaras para fotomultas en algunos sitios de la ciudad. Los puntos estratégicos donde se instalaron las camaritas son: Avenida San Martín y General Paz; Avenida San Martín y Cabrera; Avenida San Martín y Comandante Escribano, Avenida San Martín y Borges, Intendente de la Sota y Alberdi, Rivadavia y Tucumán, Pastor Bauman e Intendente de la Sota, Benito de Miguel y Colombia, Primera Junta y Avenida Alvear y Avenida Libertad e Italia. Se desconocen si sirvieron para evitar siniestros o cuánto recaudaron, por infracciones.

PENDIENTES

Hay mucho por hacer, colocar más semáforos, trabajar para la pronta puesta en marcha de las escuelas de manejo, regularizar su situación y funcionamiento -dependen de la Provincia de Buenos Aires-pintar sendas peatonales, repintar las que se han borrado, mejorar la iluminación en numerosas arterias que presentan deficiencias, y varias acciones más, pero sobre todas las cosas, plantear el respeto a las normas desde la educación, y así establecer un nuevo paradigma.

En esta línea, esta semana, el titular del área de Control Ciudadano del municipio, informó que la avenida Circunvalación Eva Perón tendrá dos nuevos semáforos en el corto plazo, uno en la calle Posadas y otro en su cruce con la avenida Padre Respuela. Comenzarán por este último y según dijo Olmedo, ‘la idea es que estén operativos antes de fin de año’.

QUERER ES PODER

La problemática de la seguridad vial ocurre en todo el país y Junín no es la excepción, pero lo que no se puede es dejar de trabajar para seguir ordenándolo y eso no se hace con declaraciones quejosas, sino con acciones sostenidas en el tiempo. Con controles, con educación, porque todos quienes salimos a la calle, sea de a pie, en bicicleta, moto o auto, debemos cumplir la ley, pero sobre todo, aprender a respetar a los demás.

Por otro lado, es momento que la administración actual, que basó parte de su campaña en la seguridad vial, empiece a encontrar las soluciones, haciendo cumplir las normas para mejorar la calidad de vida de los habitantes y no como un mero instrumento recaudatorio a través de las multas y secuestro de vehículos.

¡Volvieron las motitos!

Como en los viejos malos tiempos, los adolescentes y jóvenes a bordo de decenas y a veces cientos de motos, regresaron (bueno, en verdad, nunca se fueron, apenas si ‘se achicaron’) a las andanzas por las noches de Junín.

En ocasiones por la colectora de la autovía 7, casi siempre por Circunvalación, Posadas, Respuela, truenan con escapes libres y jugando con la vida propia y las ajenas.

En malones modernos, escapan cuando oyen las sirenas policiales y emprenden la retirada, organizando el desbande para evitar caer en las redes de tránsito, o policiales, para perder su bien preciado.

Pero regresan, casi siempre los domingos por las noches, tarde, para seguir con esa ‘diversión’, sin preocuparse por las consecuencias o lo que pudiere pasarles a ellos o a terceros.

Sin cascos, sin luces, y vestidos de negro en muchos casos, solo se los ve al pasar, demasiado tarde.

El Municipio muestra fotos de operativos y los inspectores cuentan que ´no pueden con todos’; los padres se llaman a silencio y los pibes siguen con la suya. Dios debe ser juninense, porque andan regalados por la vida.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias