martes 25 de junio de 2024

BONAERENSES | 11 jun 2024

NOTA DE OPINION

La verdad detrás de la eliminación de la repitencia

La eliminación de la repitencia no implica una reducción de la exigencia académica. Al contrario, la reforma busca un sistema más justo y eficiente, donde los estudiantes sean evaluados y apoyados de manera más adecuada. Bajo el sistema actual, si un alumno no aprueba tres de sus doce materias, debe recursar todo el año, incluyendo las materias que ya aprobó.


Por: LOURDES PEDROZA (*)

La reciente decisión del Ministerio de Educación de la Provincia de Buenos Aires de eliminar la repitencia en las escuelas secundarias ha generado una significativa polémica en los medios de comunicación. Titulares como "El gobierno de la provincia de Buenos Aires decidió que los alumnos no repitan más" han inundado los espacios de noticias, a menudo con una connotación negativa que sugiere una medida facilista y de baja calidad educativa. Sin embargo, es crucial profundizar en los detalles de esta iniciativa para comprender su verdadera esencia y los beneficios que propone.

En primer lugar, es importante destacar que la eliminación de la repitencia no implica una reducción de la exigencia académica. Al contrario, la reforma busca un sistema más justo y eficiente, donde los estudiantes sean evaluados y apoyados de manera más adecuada. Bajo el sistema actual, si un alumno no aprueba tres de sus doce materias, debe recursar todo el año, incluyendo las materias que ya aprobó. Este enfoque, que ha estado en práctica por más de un siglo, no contribuye al aprendizaje adicional de los estudiantes y, en muchos casos, los desmotiva y los aleja del sistema educativo.

La medida propuesta por el ministro Sileoni se asemeja más al sistema universitario, donde los estudiantes avanzan en las materias que han aprobado y solo deben recursar aquellas en las que no han alcanzado el nivel requerido. Esto no significa que los estudiantes no tengan que esforzarse; de hecho, deberán obtener una calificación mínima de siete en cada materia, sin promediar notas. La diferencia crucial es que los estudiantes serán acompañados por docentes adicionales que les brindarán el apoyo necesario para superar sus dificultades. Este enfoque reconoce que no todos los estudiantes tienen acceso a recursos privados como profesores particulares, especialmente aquellos de sectores más vulnerables.

Es fundamental entender que la repitencia, lejos de ser un indicador de calidad educativa, ha demostrado ser ineficaz. La evidencia muestra que los estudiantes que repiten no necesariamente mejoran su rendimiento académico, y en muchos casos, terminan abandonando la escuela. Según estadísticas del propio Ministerio de Educación, solo el 7-8% de los estudiantes de la provincia repiten el año, pero este pequeño porcentaje representa un gran desafío, ya que la repitencia aumenta significativamente las probabilidades de deserción escolar. De hecho, estudios internacionales indican que los estudiantes que repiten tienen un 60% más de probabilidades de abandonar la escuela antes de tiempo.

Además, es importante resaltar que más de la mitad de las provincias argentinas ya han eliminado la repitencia y han visto mejoras en la retención y el rendimiento de los estudiantes. Esta tendencia se observa también en otros países de América Latina y el mundo, que han adoptado sistemas educativos más flexibles y centrados en el acompañamiento del alumno.

En conclusión, la medida de eliminación de la repitencia en la Provincia de Buenos Aires no es un acto de reducción de la calidad educativa, sino una reforma necesaria para hacer el sistema más equitativo y eficiente. Es esencial que los medios de comunicación y la sociedad en general profundicen en las noticias y eviten interpretaciones superficiales que pueden generar enojos y malinterpretaciones. La reforma busca no solo mantener la exigencia académica, sino también proporcionar el apoyo necesario para que todos los estudiantes puedan alcanzar su máximo potencial.

En lo personal, creo que es un paso hacia una educación más justa y de mayor calidad para todos, pero entiendo que existan otras opiniones. De lo que si que estoy segura es que el tema merece un tratamiento responsable, con información precisa y sin prejuicios.

(*) Inspectora jefe de la región 14 de la Dirección de Enseñanza de Gestión Privada (DIEGEP)

Concejal de la ciudad de Junín MC

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias