lunes 15 de julio de 2024

HUMOR POLÍTICO | 16 jun 2024

PÁGINA AMARILLA

Alexia hace nada para los demás, pero todo para la propia

Porque la verdad, es que en el reino no pasa absolutamente nada. O pasan cosas pero no hace nada. Reunioncitas por acá, proyectitos por allá, diagramas y discursos por un lado, críticas por otro. Así pasan los días, pero de hechos concretos, poquito y nada. Y Alexia, ni lerdo ni perezoso, se sumó a la movida violeta, tratando de no hacer olas, porque en política real, nunca se sabe lo que el destino pueda depararle. PetrEGO a full y te CONTAMOS LO QUE NO HICIMOS LA SEMANA PASADA


Por: Redacción Semanario de Junín

PÁGINA DE HUMOR PUBLICADA EN LA EDICIÓN IMPRESA Y EDICIÓN DIGITAL Nº 414 DE SEMANARIO DE JUNÍN. CORRESPONDE A LA SEMANA DEL 15 AL 21 DE JUNIO DE 2024

Todavía persiste el torbellino en el reino, tras la divulgación que Alexia fue multado por el Tribunal de Penas por un dinero que deberá poner de su bolsillo. No obstante, el monarca amarillo respiró aliviado al verse en la misma situación que un montón de otros monarcas, algunos acusados de cosas peores.

Y tal vez por eso, no solo minimizó la cuestión, mandó a silenciarla y ningunearla, y se dedicó a hacer lo que mejor le sale: Nada para los demás, atención para la propia.

Así, llegó al reino cercano de 9 de Julio, para coordinar un encuentro con tropa amiga, buscando el armado seccional futuro porque el tiempo vuela y, según el mandato divino, Alexia tendrá que tomarse el palo y por eso no quiere dejar el uno, porque no quiere desaprovechar la puerta abierta que le dejó Amarillo I en tiempos pasados y que le dieron la chance de disfrutar la buena vida, alejado de los problemas comunes de los de las afueras, a quienes sigue entreteniendo con espejitos de colores.

Porque la verdad, es que en el reino no pasa absolutamente nada. O pasan cosas pero no hace nada. Reunioncitas por acá, proyectitos por allá, diagramas y discursos por un lado, críticas por otro. Así pasan los días, pero de hechos concretos, poquito y nada.

Las grandes obras quedaron en el freezer de Desquiziuz I, que no se movió ni un ápice para siquiera dar un indicio que algún día, todo lo parado será reactivado. Y Alexia, ni lerdo ni perezoso, se sumó a la movida violeta, tratando de no hacer olas, porque en política real, nunca se sabe lo que el destino pueda depararle.

Lo que sí tiene claro, que su norte está fuera del reino, por lo que ni se le cruza con hacerse el guapo por algo que puede terminar mal. Con que todo siga así de mal para su gente, ya se conforma, total, ellos no son su problema. La única que le importa es la propia y para eso empezó su armado.

La Reina María Victoria ya puso proa al Reino Central. Buscó un traslado jugoso y hasta pispeó cole para la cría.  Alexia mientras tanto, sigue fogoneando en las lides menores, buscando dar los pasos justos, que lo hagan llegar a las mayores.

Y por eso viaja cada semana a encuentros de todo tipo. Llega al Reino de las luces a discursear sobre el futuro, sobre la educación, o lo que sea.  No esquiva una, porque en cada reunión, son varios los que se juegan el poncho. Todos saben que el que no corre vuela, y algunos, como Alexia, ya demostraron que serán cualquier cosa, menos reyes de cabotaje.

¿El Reino? ¿Lo pendiente? Ya llegará un monarca que cumpla lo que prometa, y haga lo que un soberano debe hacer: Trabajar, cumplir, algo que Alexia dijo haría, pero nunca cumplió.

PetrEgo

En Junín hay quienes tienen poquitos motivos para quejarse y otros que llevan años esperando ser escuchados. Hay barrios que son un buen lugar para vivir y otros, que esperan serlo. Y si bien las promesas sobran, las respuestas son distintas según el lugar donde los problemas se producen.

Con esta lógica PetrEgo armó Ciudad Fría. Así, puso maceteros y cartelitos que sacó y volvió a colocar en la zona centro y dejó en el freezer aunque sea una pasadita de máquina para que los vecinos de barrios alejados sigan en el lejano oeste, el lejano este y cualquier sitio que sea lejano al centro.

Por eso, presto, sacó el árbol y siguió de cerca la apertura de la calle de los amigos de la hamburguesa, que prometieron turismo y carne gratis a la familia; por eso lo poco que se hace se retrata hasta el hartazgo y se silencia todo lo que se puede, las quejas de los que tienen motivos para hacerlo.

En esta línea, se amontonan los reclamos por mantenimiento de calles, viviendas desaparecidas, terminal interminable, ausencia de controles en la nocturnidad, caos vehicular y descontrol en las picadas de motitos, que no paran de correr.

Son más las quejas y reclamos que las obras, y son muchos los silencios y pocos los motivos que llevan al jefe a hacer lo que no hace. Es que falta tan poco para el raje, que para qué complicarla con lo que ya quedó visto, le dio buenos resultados.

Es tarde para lágrimas, el daño ya fue hecho.

Te contamos todo lo que NO HICIMOS esta semana

*) Reparar la calle Lartigau, entre el canal del Salado y Circunvalación. Para que sea calle.

*) Sacarnos otra foto, al lado del semáforo de avenida La Plata y avenida Alvear. ¡Una donde se vea el semáforo che, que es muy evidente!

*) Explicar si la calle y el pavimento de las hamburguesas lo pagan los vecinos o la empresa.

*) Arreglar Garibaldi, más allá del viñedo.

*) Arreglar algo del bardo que hicimos en la ciudad.

*) Armar las valijas, pero ya llené el tanque y empecé a doblar mis trajes. Jijiji

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias